10 consejos para viajar con niños en avión

¡Ya sólo queda una semana para coger el avión rumbo a España! Hay cosas sencillas, de sentido común, pero que a veces olvidamos y pueden convertir nuestro viaje en un buen sueño o en la peor de las pesadillas.

PLAYMOBIL EN AVION

1.Respetar el sueño de los peques: Evitar trasnochar o madrugar, si van descansados, se portarán mejor. Si el viaje es largo, intentar elegir un vuelo directo y nocturno. Si el viaje es corto, intentar que coincida en la hora de la siesta, estarán más relajados, aunque no se duerman.

2.Actitud positiva y activa de los padres: Hablar del viaje como si se tratase de una aventura. Los viajes en avión provocan nerviosismo, pero debemos disimularlo, porque sólo si los padres estamos tranquilos, los niños lo estarán. Lo que  más molesta no son los niños inquietos sino los padres que no hacen nada para calmarlos.

3.Despiertos durante el despegue y aterrizaje: Intentar que estén despiertos para que traguen más saliva y no noten los cambios de presión. Es bueno darles un chicle si son más mayores y agua o biberón si son bebés.

4.Chupetes, toallitas y tiritas: Estas tres cosas pueden calmar a los peques si se manchan, están incómodos o se hacen daño.

5.Analgésico para el dolor: Llevar siempre a mano un analgésico (tener en cuenta las cantidades de líquido permitidas) por si les duele algo. Un dolor de oídos o garganta, puede hacer el viaje insoportable.

6.Medicamento contra el mareo: También conviene llevar algo contra el mareo (sobretodo si es la primera vez que viajamos en avión o tienen tendencia a marearse en los viajes) y puede ser útil si están muy excitados, porque les adormece un poco.

7.Entretenimiento: Juguetes pequeños (sin pilas ni sonido), lápices y cuaderno para pintar, cuentos, DVD con pelis… No soy muy amiga de las tablets, pero en los viajes les entretienen bastante. También puede ser bueno llevar una “bolsa sorpresa” con pequeños juguetes del todo a 100, para ir descubriendo poco a poco. Ver fotos recordando o inventando historias, les mantendrá distraídos un buen rato.

8.Ropa cómoda: Mejor de algodón y por capas. No olvidar una o varias ropas de cambio (dependiendo de la edad) por si vomitan, se hacen pis o se les cae comida encima.

9.Comida tipo snacks: Llevar algunas galletas, cereales, fruta… por si no les gusta la comida del avión. Evitar los dulces y salados en abundancia, les darán sed y pueden hacerles vomitar.

10.Bebida: Preferentemente en vaso antivuelco. Debemos darles mucha agua y zumos para evitar la deshidratación, sobretodo en los viajes largos.

En resumen, evitar que tengan miedo, hambre o sed, que estén entretenidos y duerman lo necesario y no llevar mucho equipaje de mano para poder atenderles correctamente.

Comments

  1. Interesantes consejos, y muy útiles. Les serán muy útiles a mi hermano y cuñada, que vuelan a Roma con su hija de cuatro años.

Speak Your Mind

*