Acabamos el cole de pequeños «aprendiendo felices»

Todavía me acuerdo cuando hace algo más de un año vinimos a vivir a California y buscábamos colegio como locos…

Os contaba en este post lo difícil que es encontrar un colegio que se ajuste a tus necesidades (y más fuera de tu país). Visitamos colegios públicos, privados, bilingües, de inmersión dual, chárter, americanos, internacionales, tradicionales, alternativos…

Unos amigos nos recomendaron un colegio Montessori para niños de 2 a 6 años. Conocíamos el método y teníamos buenas referencias, pero nos daba un poco de miedo que el sistema de enseñanza fuera diferente al tradicional. Aun así lo elegimos, porque reunía todo lo que valoramos en un principio:

MONTESSORY BOLA-MUNDO

Que fuera internacional (con niños de diferentes países y culturas), pequeño (con pocos alumnos por clase), enseñanza personalizada y en inglés (pero con profesoras bilingües), que estuviera cerca de casa

Pero lo que más nos gustó fue su metodología basada en “El amor por Aprender”. A algunos les puede parecer una tontería, pero yo soy de las que opina que todo lo que se aprende, si se aprende feliz, se aprende mejor. Y ésta, me parece sin duda una buena base que durará toda la vida.

MONTESSORY-PINTURAS

Poco a poco, a lo largo de estos dos cursos, hemos ido conociendo el Método Montessori más en profundidad y viendo sus aportaciones académicas y personales y hemos APRENDIDO FELICES, un montón de cosas.

Hoy, apenas a unos días de acabar “el cole de pequeños” (un gran paso cuando se tienen 6 años…), sabemos que es la mejor elección que hicimos. Mañana os cuento porqué.

MONTESSORY-CUENTOS

Speak Your Mind

*