Aventura en el «Lago de Xochimilco»

Una de las experiencias que conviene no perderse si vas a CDMX, es atravesar el Lago de Xochimilco. Es uno de los cinco lagos del valle de México y en la actualidad abarca una parte importante de Iztapalapa y Coyoacán, el barrio de Frida Khalo.

Antiguamente, este importante lago fue el principal abastecedor de verduras de la ciudad. Sus tierras de labranza, de gran fertilidad, tenían un sistema de cultivo conocido como “chinampas”, una especie de islas artificiales que se sigue empleando hoy en día. En los años 80,​ fueron declaradas Patrimonio Cultural de la Humanidad por la Unesco. Es una pena que el mal manejo de los residuos y el uso de plaguicidas hayan causado grandes daños en la flora y la fauna y algunas especies estén en peligro de extinción como el ajolote, popularmente llamado «monstruo marino».

Xochimilco, es un pueblo dentro de la Ciudad de México, que todavía conserva muchas de sus tradiciones indígenas. Como los paseos en «trajinera», esas barquitas artesanales de madera de colores pintadas a mano, que son un icono de la cultura mexicana.

Las puedes alquilar por plazas o enteras, para pasar un día con amigos, en familia o un paseo romántico en pareja y celebrar cualquier fiesta o evento.

Adentrarte en el lago Xochimilco, es toda una aventura. Puedes disfrutar del paisaje, del silencio y de las sorpresas que van apareciendo en el trayecto, como las barcas de frutas y tamales o grupos de mariachis o norteños, tocando alegres o nostálgicas canciones.

Durante el recorrido, puedes bajar de la barca en alguna de las islas o chinampas, o si necesitas ir al baño.

En nuestra apacible jornada de campo, todo transcurría con normalidad, hasta que llegamos a la misteriosa y tenebrosa Isla de las Muñecas

Speak Your Mind

*