Aviones que parecen de juguete…

En el puerto de San Diego se encuentra uno de los portaviones más grandes de América, que en un alarde exhibicionista, también ha sido convertido en museo: es el USS Midway Museum.

MIDWAY PORTAVIONES

Un apuesto marine de cartón te da la bienvenida, acompañado por una banda sonora de película patriótica, a la que promete ser una inolvidable aventura marítima y aérea donde poder disfrutar de más de 60 exposiciones y una colección de 30 aviones de época, además de charlas de veteranos, simuladores de vuelo, películas y documentales.

MIDWAY MARINE

Es interesante visitarlo por fuera y por dentro. La cubierta y el sótano, los camarotes, las salas de reuniones y comunicaciones y conocer como se enviaban mensajes secretos (en código morse o en estas tuberías llamadas «bunny tubes», a través de aire comprimido).

MIDWAY PIPES

La exposición de aviones es digna de un coleccionista al que le gusta recordar el pasado… un pasado que para muchos, sería mejor olvidar. Subirte a uno de los aviones que participaron en la Segunda Guerra Mundial, Vietnam o la Guerra de Corea, produce una sensación extraña. Parece que estás descubriendo un trozo de historia cuando lo que te gustaría sería esconderlo para siempre.

MIDWAY PLANES

Y cuando entras en la sala de telecomunicaciones, lo que parecía un juego de niños se transforma en realidad. Al fondo, una televisión antigua muestra imágenes de archivo de la primera guerra televisada: la del Golfo. Real como la vida misma y bombardeada por esos aviones que parecen de juguete…

Ya en la cubierta del portaviones, una sensación de desasosiego te invade, y entonces puedes ver la estatua de El Beso, que sella el final de una guerra. Mi hijo me preguntó que quién ganó y le dije que en las guerras nunca hay ganadores. Que todo el mundo pierde.

MIDWAY KISS

Le pregunté que le había parecido el museo (porque aunque soy partidaria de no esconder la realidad, me inquietaba su respuesta), y me dijo que le gustaban los aviones, pero no que sirviesen para bombardear. ¿Te imaginas que en vez de bombas lanzasen caramelos de colores, mamá? Me encantaría, le contesté.

MIDWAY PORTAVIONES 2

Speak Your Mind

*