«Bill Graham y la Revolución del Rock & Roll», en el Skirball

“Bill Graham y la Revolución Rock & Roll” es la primera retrospectiva completa sobre la vida y carrera del legendario promotor de conciertos Bill Graham. Considerado por muchos uno de los personajes más influyentes de la historia del rock, Graham no sólo lanzó las carreras de numerosas bandas de los años 60 en su famoso Fillmore Auditorium. Además concibió el rock & roll como una fuerza poderosa para apoyar causas humanitarias y fue fundamental en la producción de festivales benéficos en los años 80, como el Live Aid y el Human Rights Now!. Promovió muchísimos conciertos de Janis Joplis, Grateful Dead, Jefferson Airplane, Jimi Hendrix, Santana, Led Zeppelin, The Rolling Stones…

BILL-GRAHAM-CARTEL

Muchos aseguran que sin Graham y su equipo, el legendario “Festival de Woodstock” nunca se hubiese celebrado ni habría sido posible que más de 1.9 billones de personas en 150 países disfrutasen del Festival “Live Aid”, donde se reunieron Queen, U2, The Who, The Beach Boys, David Bowie, Bob Dylan, Elthon John, Madonna, Eric Clapton… y muchos más. Live Aid recaudó más de 44 millones de dólares para ayudar a África y Bill Graham fue nombrado “Humanitario del año” por este hecho.

skirball-bill-graham-at-fillmore-east

Fillmore East, New York, NY, January 1, 1970
Photo by John Olson; The LIFE Picture Collection/Getty Images
Courtesy: Skirball Cultural Center

Pero no todo fue éxito en la vida de Graham. Tuvo un pasado tan interesante como dramático. Nació en Berlín en  1931 y era hijo de inmigrantes rusos judíos. Su padre murió dos días después de que naciera y su madre lo llevó a un orfanato junto a su hermana pequeña. Tuvieron que escapar a Francia de la Segunda Guerra Mundial y del holocausto. Graham cuenta que cuando tenían hambre, iban a buscar manzanas para comer y por eso siempre han estado en su memoria. Su madre murió en Auschwitz, junto algunas de sus hermanas mayores, pero dos de ellas lograron escaparse (se reencontró con ellas posteriormente en EE.UU.).

A los 11 años, la Cruz Roja lo llevó a América junto con otros niños en un gran barco: el “Serpa Pinto”, pero muchos (incluida su hermana pequeña) no sobrevivieron al difícil y largo viaje). Vivió en New York con una familia de acogida en el Bronx, donde se burlaban de él por ser inmigrante y porque tenía acento alemán (paradójicamente le llamaban “nazi”), por lo que tuvo que cambiar su acento y su nombre para parecer más americano. Después fue reclutado por el ejército y luchó en la guerra de Vietnam.

En América descubrió su pasión por el Rock & Roll y se convirtió en promotor (y supongo que la música debió ser además un consuelo para él). Pero Graham nunca se olvidó de su pasado y siempre ponía un cajón con manzanas en la entrada de sus conciertos, como un detalle poético de bienvenida y hospitalidad.

Se trasladó a San Francisco durante el movimiento hippy, donde dirigió una compañía de teatro que actuaba gratis en los parques. Presentó su primer show en 1965 y poco después se hizo cargo del Auditorio Fillmore, donde produjo programas innovadores y conciertos con entradas agotadas.

Para promocionar los conciertos, encargaba a sus amigos artistas carteles psicodélicos inspirados en el Art Noveau, Dada y Pop Art, convirtiéndolos en auténticos carteles publicitarios. También les encargaba efectos de luz y decorados para los conciertos que conseguían con pinturas, papel de aluminio, espejos rotos… Fue precisamente esta maestría en la promoción, comercialización y gestión de artistas lo que le llevó a convertirse en una de las figuras del rock & roll más influyentes. Pero no era un promotor cualquiera, músicos y público le querían porque le gustaba organizar conciertos donde todos se reunieran felices y recaudar dinero para ayudar a causas benéficas.

Se mató en un accidente de helicóptero en 1991 en California volviendo de un concierto.

El «Skirball» ha querido homenajear a este pionero que revolucionó la industria del rock porque este año se celebra el aniversario del Live Aid, el 40 aniversario de su primer concierto y el debut de los Grateful Dead, banda a la que promocionó.

Más de 400 objetos de coleccionistas de todo el país, desde el archivo privado de la familia Graham a la colección personal de Carlos Santana y muchos de ellos es la primera vez que se exhiben. Objetos personales de artistas utilizados en conciertos emblemáticos, recuerdos, fotografías inéditas, entrevistas, vídeos de conciertos, carteles psicodélicos de los 60 firmados por los artistas y otros actuales diseñados para el evento. Un recuerdo muy especial: una de las cajas originales de madera que contenían las manzanas que ofrecía a las entradas de los conciertos con un cartel que decía: “Coge uno… o dos” y al lado un puñado de postales de este cartel:

SKIRBALL-RANDI-TUTEN

Designed by Randy Tuten for exhibition
Courtesy: Skirball Cultural Center

Muy interesante ver las transformaciones culturales de los años 60, 70 y 80 a través de esta magnífica y bien documentada exposición sobre el rock & roll y descubrir una vez más que muchas veces las historias de los inmigrantes que llegaron a California, fueron un camino no sólo de luces sino también de sombras, como es el caso de este luchador que sobrevivió a la triste realidad y la transformó promocionando la música.

Para nostálgicos y amantes del rock, porque seguro que muchos descubrimos algo que no sabíamos de aquel concierto mítico al que nos hubiera gustado asistir o algunos recordáis ese concierto al que fuisteis el 11 de Noviembre de 1987 en la Justin Herman Plaza de San Francisco…

skirball-bill-graham-u2-justin-herman-plaza

U2 at the Justin Herman Plaza, San Francisco, November 11, 1987
Photo by Ken Friedman
Courtesy: Skirball Cultural Center

No estaba permitido hacer fotos (una pena), pero podéis ver algunas junto con más info e interesantes artículos de distintos medios en la web y blog del Skirball. Os dejo el link:

http://www.skirball.org/exhibitions/bill-graham-and-rock-roll-revolution.

Speak Your Mind

*