«Burning Man», la ciudad efímera

¿Te imaginas una ciudad en el desierto, sin municipio ni gobierno que solo dura una semana? ¿Que se construye entre todos y se destruye sin dejar rastro? Es la ciudad efímera, se llama “Black Rock City” y existe de verdad, pero no es una ciudad sin ley.

BURNING-MAN-CITY

Associated Press

La semana pasada se celebraba en Nevada el Festival “Burning Man”. Un evento que congrega cada año a más de 50.000 personas y que se celebra durante la primera semana de septiembre. Más que un festival de música y arte es un experimento en comunidad de autoexpresión y autosuficiencia. Una ciudad vibrante generada por sus ciudadanos. Sus organizadores lo definen como «Una ciudad en el desierto. Una cultura posible. Una red de soñadores». Cada año se escoge un tema y todo gira en torno a él. El de este año fue «El Carnaval de los Espejos». ¿Sugerente, no?. Pero en la ciudad efímera, que no imaginaria, existen algunas reglas como que hay que expresarse con arte, sin dejar ningún tipo de rastro, nada de comercio y toda la energía colectiva. Debes que llevarte lo necesario para sobrevivir en el desierto durante una semana, porque la gasolinera más cercana está a 40 kilómetros.

BURNING-MAN-BARCO-PIRATA

Associated Press

Lo más interesante es que no existe ningún tipo de comercio ni dinero, ni anunciantes ni patrocinadores (sólo se vende hielo y café). Pero si existen sin embargo “las tiendas de abrazos gratuitos”. El espíritu de los 60 está muy presente en esta ciudad donde todo se comparte, se cambia o se regala y la gente lleva su propia agua, comida y regalos. Eso sí, la entrada cuesta unos 400 dólares (aunque hay algunas más baratas para los que no pueden pagarlo y becas para los artistas que crean obras luminosas, interactivas o psicodélicas, como autobuses con forma de dragón, barcos piratas, discotecas…).

BURNING-MAN-ESCULTURA-Y-TEMPLO

Associated Press

El festival se llama “Burning Man” porque el objetivo es quemar una escultura de madera gigante durante la noche, acompañada de fuegos artificiales y vientos en forma de minitornados (algo así como nuestras “Fallas de Valencia” pero más hippy y desértico). También se construye un enorme templo de madera donde la gente va dejando fotos y escritos sobre sus seres queridos fallecidos y la última noche se quema en el más riguroso silencio.

BURNING-MAN-FUEGO

Associated Press

Todo comenzó en los años 80, cuando varios artistas hacían una fiesta en una playa de San Francisco durante el solsticio de verano y quemaban una escultura de madera muy grande. Ellos lo definía como un “espontáneo acto de autoexpresión radical”. En España lo llamamos “Noche de San Juan” y se celebra desde tiempos inmemoriales por lo que el acto en sí ya estaba inventado, aunque quizá no con el mismo componente artístico).

Un curioso evento en el que sentirse libres por unos días de un mundo materialista y consumista. Formar una ciudad en paz, donde la gente sea feliz en un oasis inspirador de arte y música. ¡Qué bueno tiene que ser experimentar la desaparición del estrés y las preocupaciones cuando no existe el dinero!, aunque sólo sea por unos días… Y estar rodeados de nada más que polvo, que al fin y al cabo, es de dónde venimos.

BURNING-MAN-POLVO

Copyright: Aaron Feinberg

Esta escultura es preciosa. Se titula «Love» y fue realizada por el artista ucraniano Alexander Milov. Representa a un hombre y una mujer enfadados y a sus dos niños interiores queriéndose tocar. Por la noche los niños se iluminaban… 

Puedes ver más info, fotos y vídeos en: www.burningman.orgY aquí un vídeo de cómo el arte de «Burning Man» y la fuerza de los soñadores ¡¡¡inspira a cambiar el mundo!!!

BURNING-MAN-ATRAPASUEÑOS

Speak Your Mind

*