«Campeones» ganó el Goya y la bondad venció al poder

“El Reino” entró en la gala de los Goya, por la puerta grande, rodeado de flashes y pisando fuerte, como lo hace el poder. La historia de corrupción política, tan real como la vida misma, de tramas truculentas, mentiras y abusos, arrasó en premios y halagos. Pero «Campeones» ganó el premio gordo: el de Mejor Película del Año. “Ganó sin humillar”, (como dice Collantes, una de sus protagonistas). Ganó con deportividad, ilusión y humor. Ganó la autenticidad, la honestidad, la verdad. La transparencia, la solidaridad, la tolerancia. Ganó “La Bondad”, esa palabra tan grande y a la vez tan minusvalorada, por una sociedad que fomenta la competitividad por ser el mejor, el más guapo, el más listo. Que genera discursos grandilocuentes, verdades absolutas, humillaciones y luchas de egos. Que provoca envidias, rencillas y zancadillas. Que protege con máscaras, maquillajes y corazas…

CAMPEONES

Ganó la sonrisa sencilla. La mirada limpia. La empatía. La mano amiga. Y yo me alegro por ello, porque son los valores que intento transmitirle a mi hijo día a día. Él dice que su lugar favorito en el mundo es la cancha, porque se siente libre y hace lo que más le gusta: jugar al baloncesto con sus amigos. Los protas de la peli, se han convertido en ídolos de muchos niños. Algunos la han visto hasta 10 veces y otros se saben los diálogos de memoria.

Estos “Campeones” tan especiales están siendo una gran influencia no sólo para los niños, también para los mayores. El otro día, unas mujeres comentaban lo emocionante que había sido la visita de éstos a una cárcel de Sevilla, donde los presos les habían hecho un Goya de arcilla con todo su cariño, presumiendo que ese era el primero que iban a ganar. Esto es INCLUSIÓN, DIVERSIDAD Y VISIBILIDAD… como expresó Jesús Vidal en su brillante y conmovedor discurso, que ya se ha hecho viral en redes sociales. Consiguió hacer reír y llorar, en apenas unos minutos, a todo el patio de butacas con sus sinceras palabras, incluidos los hombres.

CAMPEONES

No saben lo que han hecho los académicos distinguiendo como Mejor Actor Revelación a un actor con discapacidad, porque va a dar mucho de que hablar! Yo veo en él a un hombre sencillo capaz de divertir y emocionar, de comunicar con respeto y claridad de ideas. De expresar con sinceridad y gratitud lo que lleva dentro de su inmenso corazón. Capaz de compartirlo TODO, con TODOS. Veo en él un MODELO a seguir y en su discurso, toda una LECCIÓN DE VIDA.

Jesús Vidal salió de la fiesta del cine español caminando, a oscuras y en silencio. Agarrado a su Goya y a su hermana. Apenas puede ver, pero tiene claro lo importante: Amar, agradecer y perseguir los sueños. Uno ya lo ha cumplido, pero tiene más: seguir creciendo como actor y como persona. Le doy un beso fuerte y le digo, «Gracias por TANTO» y sonríe.

CAMPEONES

“Campeones” ganó el Goya y la bondad venció al poder. Estos son los modelos a seguir, los discursos que quiero oír. Las personas que con sólo una sonrisa, un sentimiento o una palabra, cambian el mundo. Como dice Coque Malla, ganador también por la Mejor Canción, “Este es el momento”. El momento del cambio, del movimiento, de dar visibilidad a los problemas, de crear una sociedad más humana, de mirar de otra manera… El momento de la tolerancia, el respeto y la diversidad. Así lo demuestran las tres ganadoras: “Campeones”, “Carmen y Lola” y el documental “El Silencio de otros”. Es el momento de la verdad y del cine social.

Speak Your Mind

*