Canción triste de “Lower Topanga”

Por el  misterioso pasadizo que une la parte inferior de Topanga Canyon con el mar, (atravesando la Pacific Coast Highway), llegas hasta “Lower Topanga”. Un sitio mágico considerado por la tribu indio-americana de los “Chumash”, lugar sagrado de encuentro cultural entre las tribus de la costa.

TOPANGA-PASAJE

A principios de 1900, Lower Topanga fue un pueblo pesquero japonés, cuyo dueño lo convirtió en un lugar de escapada de fin de semana con cabañas en la playa donde residieron Humphrey Bogart, Bertolt Brecht, Carole Lombard, Shirley Temple… Después perteneció a Los Angeles Athletic Club, un club privado de Los Ángeles, que lo alquiló a bajo precio durante décadas a negocios locales y residentes, convirtiéndose en un lugar bohemio de vida hippy.

LOWER TOPANGA PEOPLE

En los años 60, una comunidad de artistas y surfistas se levantó en Lower Topanga. Tenían en común su amor por la naturaleza y el respeto al mar. Mantuvieron sus casas sin ayudas, limpiando el lodo tras las inundaciones, protegiéndolas de los incendios y ayudándose unos a otros, creando una comunidad unida y un estilo de vida antimaterialista, basado en la naturaleza y las artes. En 2001, Lower Topanga fue vendida a los Parques Estatales de California, sus habitantes desalojados y sus casas derruidas. A pesar de que les dieron dinero, muchos lucharon contra su reubicación en los tribunales, pero les obligaron a irse en 2006.

El grupo de poetas “Idlers of the Bamboo Grove” escribió un libro bajo el mismo nombre, elogiando la comunidad y lamentando su marcha (algunos llevaban viviendo allí más de 40 años). La editorial, Brass Tacks Press, publicó este libro y otros poemas, vídeos y fotos de distintos artistas de Lower topanga.

TOPANGA MALIBU SONG

Natalie Lettner y Werner Hanak rodaron en 2006 el documental “Malibu Song”, sobre sus últimos habitantes y Anastasia Fite el corto “Last Bastion”.

Norman Ollestad, otro habitante de Topanga, describe en su best seller “Crazy for the Storm” (alabado por público y crítica), la bohemia vida surfera del sur de California y como la disciplina que su padre le inculcó con este y otros deportes, le convirtió en un superviviente.

crazy-for-the-storm

Los que vivieron allí, recuerdan “Lower Topanga” como una manera especial de vivir. Una comunidad auténtica de gente fascinante que luchó por sus sueños y los cumplió.

Un lugar de ideas, de conversaciones, de risas y descubrimientos que difícilmente volverá a repetirse.

Una pequeña burbuja en la historia de California, que gracias al soplo de unos cuantos, voló lo suficiente como para poder dibujarla, escribirla y recordarla.

Mientras quede el recuerdo, los sueños y una canción (aunque sea triste), “Lower Topanga” seguirá existiendo en lo “más profundo” de los que allí vivieron.

LOWER-TOPANGA-RAINBOW

Speak Your Mind

*