Charlotte Brontë y su novela “Jane Eyre”

Reino Unido celebra el bicentenario del nacimiento de la novelista y poeta Charlotte Brontë (1816-1855), una de las escritoras más reconocidas de la literatura inglesa, por su obra “Jane Eyre”. Pero su mayor éxito, fue abrir un camino prohibido hasta entonces e inspirar a las mujeres del siglo XIX.

En 1847, Brontë, publicó “Jane Eyre” bajo el seudónimo masculino Currer Bell. Narraba la lucha interior y las dificultades sociales de una joven de la época victoriana. El libro fue un gran éxito de ventas y muy elogiado por la crítica, (antes de que se sospechara que podía haber sido escrito por una mujer…). Probablemente sea uno de los relatos más estudiados y que más han influenciado a las escritoras inglesas, de entonces y de ahora., ya que era la primera vez que alguien se atrevía a hablar del sufrimiento y las pasiones femeninas con valentía. La novela, bastante autobiográfica, está considerada una de las primeras obras feministas, por la peculiar forma de pensar y actuar de su protagonista. Hoy en día, es un clásico de la literatura inglesa.

Ha tenido varias adaptaciones al cine. Una clásica, protagonizada por Orson Welles y Joan Fontaine. Otra en 1996, con una fabulosa y premiada Anna Paquin interpretando a Jane Eyre de joven. En 2007, la BBC realizó una premiada serie sobre la novela y posteriormente fue llevada al teatro. En 2011 se estrenó la versión más moderna, dirigida por Cary Fukunaga y protagonizada por Mia Wasikowska (recordada por su papel de “Alicia en el país de las maravillas”, de Tim Burton).

El bicentenario del nacimiento de la escritora se conmemora en Reino Unido con varias iniciativas, entre ellas una exposición titulada “Charlotte Great and Small”, enfocada en la dualidad de su sencilla vida rural y su enorme ambición literaria. La fundación Brontë Society, también gestiona visitas a la antigua casa familiar de los Brontë, hoy convertida en museo, en West Yorkshire.

Charlotte fue la mayor de las tres hermanas Brontë que sobrevivieron a las duras condiciones de vida en la campiña inglesa hace doscientos años. Abandonaron la escuela tras la muerte de dos de sus hermanas por tuberculosis, debido al frío y a las malas condiciones del colegio. La dureza de los largos inviernos, llevó a las hermanas a refugiarse en la literatura y a escribir relatos y poemas que publicaron en un libro, también bajo seudónimo. Después de una vida complicada, de enamorarse de un profesor casado, de varias propuestas de matrimonio y una depresión, Charlotte se casó, pero a los pocos meses murió embarazada de tuberculosis.

La exposición incluye libros, pinturas de la autora y algunas prendas de vestir. Diversas charlas profundizan en la obra y la vida de la escritora inglesa. También pueden contemplarse, de forma excepcional, algunos de los manuscritos y cartas que se conservan en la biblioteca de la casa.

Hasta abril, la National Portrait Gallery de Londres muestra además el único retrato de las tres hermanas que se conserva, una obra que se encontró por casualidad en un armario, en 1906. Sin duda tres mujeres que inspiraron y siguen haciéndolo, a miles de mujeres.

Speak Your Mind

*