Durante la Cuarentena… cuida alma, cuerpo y mente

Estar en cuarentena, no significa estar parado. Afrontamos la segunda semana de confinamiento en nuestras casas, que en España lo han ampliado a quince días más. Por eso, ahora más que nunca, debemos cuidar del alma, el cuerpo y la mente.

Cuidar la mente:

En estos momentos difíciles, es normal tener miedo, incertidumbre, tristeza, ira… Además, estar confinados en casa tantos días, puede acentuar estos sentimientos y provocar ansiedad, estrés, irritabilidad o incluso depresión. Por eso es importante que seamos capaces de controlar las emociones y evitar que éstas nos dominen, provocando el agotamiento emocional. La realidad no la podemos cambiar, pero sí nuestra percepción de ella.

El Colegio Oficial de Psicología de Madrid ha elaborado este decálogo para ayudar a gestionar las emociones en esta cuarentena provocada por el coronavirus:

1.Comprender la realidad: imprescindible colaborar y quedarnos en casa. Es la opción más segura para hacer frente a esta situación.

2.Hacer lo correcto: aunque pensemos que se han cometido errores, nuestra seguridad depende mucho de nosotros. Cumplir con las obligaciones es nuestra principal responsabilidad en estos momentos.

3.Planificar la nueva situación: adaptar nuestras rutinas y establecer un horario de actividades es fundamental. También lo es hacer una lista de prioridades y necesidades, a la hora de hacer la compra, para salir lo menos posible.

4.Informarnos adecuadamente: buscar fuentes oficiales y evitar la sobreinformación. Compartir la información con prudencia y mensajes constructivos. Huir de los rumores. Estar todo el día escuchando las noticias nos puede llevar al desasosiego y a la preocupación excesiva.

5.Mantener los contactos: mantener el contacto con familiares, amigos y compañeros de trabajo. En especial con las personas mayores, sobre todo si viven solas. Conversar sobre la situación, pero sin alimentar miedos e incertidumbres. Aportar tranquilidad, normalidad y mantener la calma.

6.Aprovechar el momento: para hacer actividades que normalmente no tenemos tiempo de hacer, individualmente o en compañía. Leer, escuchar música, ver películas…

7.Tiempo para la creatividad: cocinar, bricolaje, redecorar o reorganizar la casa, escribir, escribir, pintar…

8.Tiempo para el deporte: hacer estiramientos, ejercicios cardiovasculares o de respiración, nos mantendrán en forma. También evitaremos la depresión y la ansiedad.

9.Observar el estado de salud de los que nos rodean: valora tu situación y las de tus familiares y amigos. Recibe 20 minutos de luz natural, aunque sea a través de la ventana. Lleva una dieta equilibrada y duerme las horas necesarias. Es muy importante no perder el sentido del humor y pedir ayuda a tu red de apoyo.

10.Cuida tu estado de ánimo: ten especial cuidado con lo que dices y cómo lo dices, para no preocupar y ayudar a tus familiares. Canaliza tus pensamientos y emociones.

Cuarentena

Cuidar el cuerpo:

Además de estos consejos, de hacer ejercicio y dormir bien, los expertos recomiendan una alimentación equilibrada, rica en vitaminas, proteínas y cereales. También intentar evitar el alcohol y el azúcar, en la medida de lo posible.

El zumo de medio limón, mezclado con agua tibia y miel, en ayunas, mejora el sistema inmunológico. También lo hace tomar Vitamina C, zumo de naranja o cítricos en general. Sustituir los refrescos de los niños por limonada casera, endulzada con stevia. El azúcar les altera mucho, más si están encerrados en casa.

Hacer pucheros de legumbres, purés y caldos. Son nutritivos, económicos, cunden mucho y nos ayudan a estar hidratados. Tomar infusiones relajantes, sacian el apetito y nos calma. Aumentar el consumo de fruta, verdura, huevos y bajar el de carne. El pescado lo podemos comprar congelado, para evitar riesgos. De vez en cuando está bien darnos un capricho para levantar el ánimo. Un poco de chocolate negro es una buena opción.

Cuidar el alma:

No descuidemos las actividades que enriquecen el alma, como leer, escuchar música, escribir, crear… Un poco de yoga, nos ayudará a estirar y relajarnos. Los ejercicios de respiración, ayudarán a mantener nuestros pulmones en forma y nos calmarán en los momentos de bajón o ansiedad. Por último, un ratito de meditación o reflexión, será bueno para conectarnos con nostros mismos y agradecer lo bueno del día.

Speak Your Mind

*