Cuevas Al Jatib, ¿una aldea troglodita en granada?

Parece que este verano lo hemos pasado dentro de una cueva… Ayer os hablaba de la preciosa Cueva de Nerja, en Málaga, y su emocionante descubrimiento, gracias a la valentía de un grupo de amigos. Hoy lo hago de las Cuevas Al Jatib, en Granada. Una aldea troglodita que hoy podemos disfrutar, gracias a la visión y dedicación de otros valientes, para levantar este ambicioso proyecto.

Cuevas Al Jatib

Nos encontramos al norte de Granada, en la Sierra de Baza, cerca del pueblo del mismo nombre donde hace bastantes siglos se encontró La Dama de Baza. (La escultura se encuentra actualmente en el Museo Arqueológico Nacional de España, en Madrid).

Cuevas Al Jatib

Dicen que fue aquí, en el Altiplano de Granada, donde se asentaron los primeros pobladores europeos (puedes ver sus restos en el museo del pueblo de Orce). Es un lugar único, lleno de cuevas excavadas en las rocas, donde moriscos, mineros del yeso y campesinos se han refugiado a lo largo de la historia. Parece que los pioneros de este tipo de viviendas, podrían ser tribus almohades del Norte de África, ya que allí se han encontrado el mismo tipo de cuevas. (De hecho, nos alojamos en unas similares cuando estuvimos de viaje por Marruecos).

Cuevas Al Jatib

Las cuevas permanecieron olvidadas en su bello paraje, hasta que hace unos 30 años, Isabel y Luc (una pareja formada por un francés y una española), buscando un lugar para vivir, se embarcaron en una intensa aventura. Bárbara, su hija (que en la actualidad forma parte del equipo), me cuenta la complejidad del proyecto. Compraron una por una todas las cuevas de la aldea y con la ayuda de familiares, amigos y de un picador de piedras de los de toda la vida, empezaron a excavar y a rehabilitarlas. Poco a poco su sueño fue tomando forma y esculpiéndose bajo la tierra, hasta que abrieron este original Alojamiento Troglodita. Su nombre, se lo debe a una de las “rutas del Legado Andalusí”. La del emisario Ibn Al Jatib, que sale de Granada, atraviesa esta zona del Arroyo Curcál y termina en Murcia.

Cuevas Al Jatib

Las cuevas, que desde fuera parecen casitas de pueblo, se pueden alquilar enteras o por habitaciones y tienen un encanto especial, ya que guardan en su interior todos los secretos de la forma de vida de nuestros antepasados. Lugar defensivo, cobijo de ganado o vivienda permanente.

Cuevas Al Jatib

El clima extremo de Granada, hace que estas “casas-cuevas” sean una excelente solución bioclimática, ya que mantienen la misma temperatura todo el año, sin necesidad de calefacción ni aire acondicionado. Puedo imaginarme las dificultades durante las excavaciones y las desazones de electricistas, albañiles y fontaneros para acondicionar tan recóndito lugar… pero el resultado no puede ser más bonito. Sobretodo, porque cuenta con todas las comodidades, pero no es lujoso ni ostentoso, sino que mantiene el encanto de las cosas sencillas y de los materiales nobles. Las soluciones técnicas de esta “arquitectura sin arquitectos”, su rehabilitación y posterior decoración, se han llevado a cabo con un gusto exquisito y acogedor. No faltan las chimeneas ni los rincones de lecturas, donde leer libros de aventuras.

Cuevas Al Jatib

Ni los altillos con escaleras directas al cielo, desde donde divisar los tejadillos o las estrellas, mientras sueñas…

Cuevas Al Jatib

Los baños árabes y cómodas camas donde reposar después de una buena sauna…

Cuevas Al Jatib

La “cueva del topo”, con sus ventanas y puertas de colores, donde los niños pueden jugar, tirándose por toboganes y pasadizos secretos…

Cuevas Al Jatib

Los patios con mecedoras, fuentes y parras llenas de uvas… o la piscina donde refrescarte en verano con una buena lectura debajo de una higuera.

Cuevas Al Jatib

El restaurante también está excavado en la roca, con acogedores habitáculos donde probar productos de la zona o ricas recetas árabes y andalusíes.

Cuevas Al Jatib

Como el tajine de cordero, que está para chuparse los dedos!

Cuevas Al Jatib

Y una terraza desde donde contemplar los más bellos atardeceres de la sierra granadina…

Cuevas Al Jatib

Después de leer con emoción la historia de estas cuevas y la intrépida aventura de Luc, Isabel y su estupendo equipo, me doy cuenta de que este proyecto es más que un alojamiento rural. La culminación de un sueño realizado con sudor y lágrimas, pero también con grandes dosis de ilusión y cariño. Y como todas las cosas que se realizan con pasión, el esfuerzo mereció la pena. Os invitamos a que descubráis este precioso lugar y cómo se construyó en www.aljatib.com. También a que os acerquéis a conocerlo en el corazón de mi amada y siempre mágica Granada. Deseando volver pronto!

Speak Your Mind

*