La importancia de cuidar a las madres

Hoy leía un artículo de El País en el que interviene Natalia Valverde, psicóloga perinatal, colaboradora del blog y buena amiga. Me ha hecho recordar la de tardes de parque que nos hemos tirado hablando sobre la maternidad, los niños y las madres y cómo pasamos a un segundo plano en el momento en el que nace el niño.

El artículo, ¿Quién cuida a las madres? habla no sólo de la difícil tarea de ser madre, sino de lo que supone este cambio de identidad en las mujeres, física y emocionalmente. También de la falta de apoyo a nivel social, familiar e institucional y de su importancia. Me llama la atención que los 4 factores que más influyen en la actitud positiva de las madres (según un estudio de la Universidad de Arizona) sean: sentirse queridas incondicionalmente, sentirse cómodas cuando se está “en peligro”, autenticidad en las relaciones y satisfacción con las amistades… pero estoy totalmente de acuerdo. El estudio revela que la relación de pareja no es tan importante sobre el bienestar emocional como las reuniones con amigas. Yo pienso que el apoyo de la pareja es fundamental, porque sentirse querida incondicionalmente por ella, en un momento de cambios y dudas, tan vulnerable, creo que es de vital importancia.

madres

Creo que todas nos hemos sentido SOLAS en algún momento de la maternidad, incluso incomprendidas, menospreciadas y juzgadas. Y frases como “desde que es madre no hace”… o “está de baja por maternidad”, siguen sonando peyorativas. Parece que la maternidad te convierte en ausente de la sociedad cuando sigues estando presente, pero de otra manera: criando lo mejor posible y con toda la responsabilidad que eso conlleva, a los niños de mañana.

madres

Hace unos días circulaba por las redes esta frase: “Se pretende que la mujer trabaje como si no tuviese hijos y crie a los hijos como si no tuviese trabajo”… Así es, es la mayor contradicción que existe y las madres, nunca hemos tenido que dar tantas explicaciones como ahora. Las sociedades modernas e individualistas no favorecen en nada la crianza. En muchas ocasiones parece que la maternidad es un estigma, cuando debería tratarse como lo que es: algo valioso y poner todos los medios (económicos, psicológicos y sociales) para que sea lo más satisfactorio posible para todos. Por eso es importante cuidar a las madres. Empezando por nosotras mismas, haciendo tribu o reinventándonos, buscando tiempo y espacio para nosotras, sin sentimientos de culpa, pidiendo ayuda psicológica o familiar si nos vemos desbordadas física o emocionalmente, apoyándonos en amigas o compartiendo experiencias con otras madres… Y a nivel económico y social: bajas maternales más largas y remuneradas, apoyo psicológico durante el embarazo, parto y postparto si es necesario, actividades para madres y bebés, protección y reinserción laboral…

madres

El bebé es importante, pero la madre es su pilar fundamental durante los primeros meses de vida. Debemos luchar entre todos para cuidar la maternidad y que sea un valor social bien entendido, porque sólo así habremos crecido como individuos y como sociedad.

Speak Your Mind

*