El misterio de las damas: La Dama de Baza y la Dama de Elche

Hace unos meses pude contemplar en el Museo Arqueológico Nacional de España, en Madrid, la belleza de estas dos damas: “La Dama de Baza” y “La Dama de Elche”. Siempre quise descifrar el enigma que las rodeaba, porque quizá su belleza, reside en ese misterio.

Paseando por la Sierra de Baza de Granada, nos encontramos con el pueblo de Baza, donde se descubrió La Dama de Baza, esta escultura íbera del s. IV a.C. El hallazgo fue realizado en los años 70 dentro de una cámara funeraria de la necrópolis del Cerro del Santuario. En ella había también un ánfora que se comunicaba con el exterior por un embudo. Dicen los historiadores que seguramente a través de él se realizaban ofrendas líquidas a la persona enterrada. Delante de la dama había armas y otros objetos que podían pertenecer a un importante guerrero. Pero estudios realizados recientemente, indican que los restos encontrados en el interior de la Dama, pertenecieron a una mujer.

dama de baza

Por eso, las teorías que se barajan actualmente son que podría tratarse de una guerrera divinizada o de una reina-sacerdotisa. Es posible que las espadas sean simples ofrendas o que demuestren el prestigio social del que gozaba la persona allí enterrada (debido a lo costosa que era su elaboración). Por este motivo, parece que la figura femenina tuvo una gran importancia social y podría tratarse de una reina o una hechicera. Además, la escultura de arenisca policromada, está sentada en un trono y lleva pelo largo, tocado, tiara y grandes joyas. El sillón alado representa la divinidad. El pichón que lleva en la mano, sirve de nexo entre la mujer mortal y la diosa que actúa de protectora.

dama de elche

En esta zona y en todo el levante se han encontrado numerosos restos prehistóricos de los pueblos íberos, como La Dama de Elche, que se encontró en La Alcudia (Elche). Su descubrimiento tuvo lugar en 1897, durante unas labores agrícolas por unos agricultores. El dueño de las tierras la expuso en el balcón de su casa para todos los vecinos pudieran contemplar a la que por aquel entonces llamaban “La Reina Mora”. Después la compró el Museo del Louvre y estuvo expuesta en París hasta los años 40, en que España intercambió varias obras con Francia. Recuperada por la nueva ley que regulaba el intercambio franco español, permaneció en el Museo del Prado hasta los años 70, en que fue trasladada al Museo Arqueológico. Fue entonces cuando, al descubrirse otras esculturas funerarias como La Dama de Baza, se llegó a la conclusión de que ésta también tenía la misma función, por el hueco que presentaba en la espalda. Debido a la perfección de sus facciones y a la riqueza de su atuendo, podría ser tanto humana como divina, pero su identidad sigue siendo un misterio…

dama de elche

Speak Your Mind

*