“El fútbol o yo” ¿Cómo identificar a un fútbol adicto?

El 8 de junio llega a España la comedia argentina del año: El fútbol o yo. Viene avalada por su presencia en festivales internacionales y éxito de crítica y taquilla, con más de 2.000.000 espectadores. Tremendamente divertida, promete identificar a “fútbol adictos”, salvar a las féminas del exceso futbolero y hasta mejorar las relaciones de pareja. Seguro que muchos os sentís identificados con esta pareja, convertida en triángulo amoroso, a causa de la pasión-adicción de su protagonista. Podéis ver el tráiler aquí.

EL FUTBOL O YO

Totalmente inmersos en La Liga y ante la amenaza inminente de La Champions y El Mundial, la avalancha de noticias, reportajes y partidos ya parece incontenible. Soy la primera en plantarme la camiseta, ponerme la bufanda o pintarme la cara para animar a mi equipo dispuesta a celebrar lo que haga falta, pero… no sé vosotras, yo últimamente no paro de escuchar pitidos y goles por todas partes. A las que, además, tenemos hijos futboleros, las pelotas nos persiguen a diario por cielo y tierra. Los cromos de la interminable colección de 500 se multiplican por momentos. Y estamos empezando a confundir los partidos de verdad, con los de ese videojuego que parece tan real como la vida misma.

¿No creéis que todo en exceso cansa? Pues ellos, tratándose de fútbol, no parecen cansarse nunca. Si le preguntas a tu pareja que si le gusta mucho el fútbol y te responde “lo normal”… échate a temblar! porque ese término puede no significar lo mismo para ellos que para nosotras. Lo que para algunos es ser “un poco futbolero”, para nosotras puede significar ser un #Futbolhólico de manual:

  1. NEGACIÓN DE LA REALIDAD: Dice que no es muy futbolero porque sólo ve los partidos importantes… pero ve los de ida, los de vuelta, los amistosos, los previos, la copa y la precopa.
  2. VARIEDAD DE CAMISETAS: Cada vez hay más camisetas, bufandas, gorras y banderas con los colores de su equipo en el armario. Tú crees que con una basta, pero él dice que cada temporada tiene la suya.
  3. INCONTINENCIA VERBAL: Dice que es un buen conversador, pero nunca está tan comunicativo como cuando se acerca un partido. Entonces sufre de incontinencia verbal transitoria, hablando de fútbol antes, durante y después del evento. Con amigos, en el trabajo, con el portero o el vecino del ascensor.
  4. SECUESTRA EL MANDO DE LA TELE: Promete que sólo serán 90 minutos, pero la cosa se extiende a 3 horas. La llegada de los jugadores, la prórroga, los autógrafos y la tertulia también cuentan! Y no te escuchará, aunque le digas que la cocina está en llamas.
  5. SALVAJE INCONTROLABLE: No hay nada como ver el partido del mes, para pasar un rato divertido en familia. Pero en cuanto la cosa se pone chunga, se vuelve un salvaje incontrolable y no para de gritar como un energúmeno, deseando que se acabe ya para dejar de sufrir.
  6. DISCUTE CON TODO EL MUNDO: Puede llegar a arruinarte la comida del domingo con tu familia discutiendo con todo el mundo. Porque el árbitro está comprado, los jugadores dormidos, el portero no se sabe a donde va, tu padre defiende al equipo contrario y tu cuñado a ninguno… cómo puede no gustarle el fútbol!.
  7. PERDONA PERO NO OLVIDA: No olvida un buen partido ni uno malo. Ganen o pierdan seguirá siendo fiel a los colores de su equipo hasta la muerte, pero a la mañana siguiente sigue recordando las mejores y peores jugadas durante el desayuno, mientras se escribe whatsApps con los amigos y escucha de fondo la radio y la tele, para no perderse ninguna opinión ni reflexión ante tan gran acontecimiento.
  8. INVENTA CUALQUIER EXCUSA: Llega tarde al cumpleaños de la abuela o directamente no aparece, porque tiene que acabar “un asunto importante de trabajo” y te enteras de que hay partido ese mismo día.
  9. SE AUSENTA EN MOMENTOS IMPORTANTES: Es capaz de salirse de la boda de tu mejor amiga para escuchar en directo el resultado de la final por el móvil, mientras tú lloras de emoción durante el “Sí quiero”. En qué boda no ha habido una estampida general masculina durante un partido?.
  10. ES CAPAZ DE CUALQUIER COSA: Aquí ya entran patologías más severas, como… proponerle una cesárea a tu ginecólogo, sabiendo que le fulminarás con la mirada, porque la fecha del parto coincide con la final de la Champions. Es que por el fútbol es capaz de cualquier cosa?.

Hazle el test y si la mayoría de las respuestas son afirmativas, ya sabes la respuesta! Os habéis sentido identificadas con algunas de estas situaciones? Se me ocurren muchas más, que iremos recopilando junto con vuestras opiniones. Podéis hacerlo a través del Blog (abajo en comentarios), en la web de la peli www.elfutboloyo.es o en redes sociales @FutbolOYo con el hashtag #Futbolhólico. Algunos son capaces de todo… y la protagonista de esta comedia romántica lo tiene claro. Es hora de un ultimátum: El fútbol o yo.

El fútbol o yo

Speak Your Mind

*