Otoño, “El Oso y el Madroño”

En otoño, los madroños pintan los rascacielos grises de Madrid, con simpáticas pinceladas rojas, amarillas y anaranjadas.

madroño

Por todos es sabido que “El oso y el madroño” son los símbolos de Madrid, representados en el escudo de la ciudad y en la estatua que se encuentra en la emblemática Plaza del Sol. Pero lo que no está tan claro es el motivo. Algunos dicen que representan el acuerdo adoptado por la Villa y la Iglesia en 1222 para repartir las tierras adyacentes. (A la Iglesia le correspondían los pastos y a la Villa los bosques). Lo cierto es que los osos paseaban tranquilos por Madrid en la Edad Media cuando se fundó la ciudad, hasta que los cazaron y desaparecieron, al igual que muchos de sus madroños… Ya decía el humorista Antonio Mingote en su “Historia de Madrid”, que el escudo del oso y el madroño representaban “el oso, primitivo habitante del país, abrazado a un árbol para impedir que venga un concejal y lo corte”.

madroño

Cuenta la leyenda que de la sangre del gigante Gerión, vencido por Hércules, nació un árbol que daba frutas sin hueso. Entre los romanos era un árbol sagrado, dedicado a la ninfa Cardea, amante de Jano Bifronte, la cual protegía el umbral de la casa. También lo utilizaban para decorar los féretros. Los griegos hacían flautas con su madera y los pajareros de la España del siglo XVIII, usaban las semillas para capturar pájaros. Hacia el año 400, el Papa Leon I el Magno mandó plantar cientos de madroños “sagrados” por toda la Península Ibérica. Y diseñaron jardines repletos de estos árboles para que los cristianos purificasen sus almas paseando, hasta que desaparecieron con la invasión musulmana. (Los consideraban “cristianos” porque habían sido mandados plantar por un Papa). Aún así, la especie permaneció en los bosques y se ha seguido plantando hasta nuestros días por todos los jardines de Madrid.

madroño

Es interesante saber que los principios activos del madroño son la arbusterina, el tanino y el ácido gálico. Los frutos contienen azúcares y las semillas elevadas concentraciones de aceite graso. La corteza se utiliza como diurético, astringente y antiséptico urinario y renal. En España se obtenía azúcar de esta planta y actualmente sus bayas se comen y se utilizan para hacer mermeladas y licores. En zonas del Mediterráneo (como Argelia y Córcega), los frutos fermentados se usan para preparar vino y brandy. En Libia se usan las raíces para teñir de rojo las pieles y en Portugal para elaborar aguardiente casero de madroño.

madroño

También se da en otros países como Panamá, donde se llama “harino”, en Honduras “urraca”, “camarón” en México y “sálamo” en Costa Rica. En Nicaragua es el Árbol Nacional, y sus flores blancas en forma de campanillas se utilizan para adornar los altares de las vírgenes.

Speak Your Mind

*