Encuentro de blogueras en L.A.

maquina-de-escribirEl diario “The Wall Street Journal” define a los blogs como «el quinto poder». Mientras que en EE.UU. están totalmente afianzados, en España crecen a pasos agigantados.

Y es que el colectivo de madres blogueras se ha convertido en un auténtico «lobby» en América y Reino Unido, donde son un verdadero grupo de presión y las marcas las tratan entre algodones para que hablen bien de sus productos.

En nuestro país, empiezan a cohesionarse gracias a las redes sociales y a la existencia de plataformas como «Madresfera», en las que tanto marcas como blogueras pueden compartir intereses y salir beneficiadas.

bloguerasLA

El pasado fin de semana asistí en Los Ángeles a la “4th Annual Lifestyle Blogger Conference». Fue interesante comparar el evento americano con el español (celebrado en Madrid el año pasado), por lo que he elaborado un ranking divertido.

10 diferencias entre blogueras americanas y españolas:

1. Las españolas son más apasionadas. En Madrid, asistieron al evento más de 300 blogueras y otras tantas se quedaron sin entrada, mientras que en Los Ángeles no había más de 100 (claro que el de Madrid era la primera vez que se celebraba y parecía el primer día de rebajas).

fiesta-blogger-LA

2. Las americanas están dispuesta a pagar mucho más. El precio de la entrada en uno era de 20€ y en el otro de $400 (demasiada diferencia cuando la calidad de los contenidos es similar).

3. La bloguera española toma las notas con lápiz y papel (pero de diseño, eh?) y la americana las “teclea”.

4. La bloguera americana es adicta al móvil y al portátil y es capaz de estar escuchando una conferencia, mientras twittea una noticia, escribe un post y se empolva la nariz. La bloguera española, cuando va a un evento, sólo lleva el móvil y se empolva la nariz en el baño (pero eso es porque ser bloguera en EE.UU. es una profesión en alza y la bloguera en España muy pocas veces puede vivir de ello, aunque sí disfrutar más libremente con lo que escribe).

5. En general, la bloguera americana es más competitiva y la española más compañera.

6. Las americanas hacen más “networking” (pero es porque el inglés es mucho más directo) y las españolas «hacen más amigas» (pero es porque las frases en español son más largas).

fiesta-madrid

7. El gasto en peluquería en el salón americano fue muchísimo mayor que en el español y los tacones por metro cuadrado, también.

8. En el americano hablaban hasta las celebrities y en el español sólo las publicistas.

9. En el salón americano se comió pizza, se bebió café y bebidas energéticas (por lo que todas hablaban muy deprisa) y en el madrileño se tomaron tapas y se bebió vino español (por lo que todas cantaban, bailaban y reían).

10. En el encuentro español hubo una fiesta y en el americano un terremoto (pequeño sí, pero cuando es el tercero en un mes y estás en el piso 11 de un rascacielos, la cosa acojona).

Bromas aparte, en las dos se habló de lo mismo, de posicionamiento, de SEO, de tendencias… porque está claro que el «fenómeno blogger» está revolucionando la comunicación entre marcas y consumidores a través del “branded content” (contenido de calidad + entretenimiento = fidelización), que los anuncios tradicionales más que vender ya interrumpen, porque el consumidor ahora es el que elige entre todos los contenidos que existen, el que más le emociona, le enseña o le divierte.

Pero lo más inspirador fue el discurso de apertura de la actriz Patricia Velásquez que emocionó a mas de una con unas sencillas palabras que se resumen en que, si quieres tener la vida que tú quieres, disfruta de las pequeñas cosas cotidianas y pasito a pasito y sin prisa ni presiones, “consigue tus sueños”.

madres-blogueras-madrid

Comments

  1. Carlos Ciurlizza says:

    Me has hecho reir con este relato y tambien me gusto mucho el de las tortillas de patatas, por que a mi me ENCANTAN las tortillas.
    Un abrazo,
    Carlos.

    • Me alegro! y estoy sorprendida de que a los chicos también les guste este blog. Veo que hay más soñadores de los que creía…
      Saludos!
      María

Speak Your Mind

*