Historias de gatos… de Barcelona

Existe en Barcelona un emblemático local del modernismo catalán, llamado “Els 4 Gats”. Un curioso restaurante, refugio gastronómico y cultural, donde degustar platos de la cocina catalana y escuchar música en directo, además de asistir a presentaciones de libros, proyectos socioeducativos o certámenes artísticos y literarios.

Barcelona

Entrada «Els 4 Gats»

Se inauguró en 1897 en los bajos del edificio diseñado por el arquitecto Puig i Cadafalch, en la calle Montsió 3 bis, una gran apuesta para llevar a Barcelona los ambientes más bohemios de París. Refugio de intelectuales y artistas de la época, inspiración de Pablo Picasso y últimamente de Woody Allen, que lo convirtió en escenario de su película “Vicky, Cristina, Barcelona”.

Barcelona

Interior «Els 4 Gats»

Pero hasta entonces tuvo un pasado fascinante. Pasó de ser un convento de monjas dominicas en 1420, que tuvieron que irse por el levantamiento carlista que se inició en Barcelona con el incendio de los conventos. Después se utilizó como teatro, fue recuperado por las dominicas, pero tuvieron que abandonarlo de nuevo para que los milicianos de la Primera República lo ocuparan provisionalmente. En 1888 trasladaron el convento y la iglesia, piedra por piedra, a la rambla de Catalunya, esquina Rosselló.

El espacio tenía un buen valor económico, por lo que el Sr. Martí, un gran hombre de negocios construyó una casa de pisos de alquiler y gracias al arquitecto Puig y Cadafalch se convertiría en una construcción gótica muy peculiar, influenciada por otras típicas de los Países Bajos o la Alemania del siglo XV, donde vivieron personalidades conocidas de la sociedad catalana. En los bajos del edificio, Pere Romeu, inauguró “Els Quatre Gats” en 1897.

Barcelona

Pero sin duda, lo más interesante fue que en 1899, Picasso, que apenas contaba con 17 años, comenzó a frecuentar el local. Allí realizó su primera exposición y el cartel que se utilizó como portada del menú de la casa. Por el local de moda, se dejaban ver también artistas como Gaudí y músicos como Isaac Albéniz y Enrique Granados.

Barcelona

Cartel de «Els 4 Gats» realizado por Picasso

Después de unos años cerrado, se convirtió en la sede de la casa del círculo artístico de Sant Lluch, hasta 1936, cuando estalló la guerra civil. A finales de los 70, tres empresarios se asociaron para volver a abrir sus puertas con nuevas propuestas gastronómicas y culturales.

Un bonito rincón que ha sido y sigue siendo una gran fuente de inspiración, con muchos años de historia. Más info en: www.4gats.com

Historias de gatos… de Valencia

Speak Your Mind

*