La belleza de Málaga

Así de bella luce Málaga estos días, ciudad andaluza famosa por su arte, sus vinos y sus mujeres.

Una de ellas, «Marisol», posa inmortalizada a los pies del castillo, como aquel «rayo de luz» que fue para muchos españoles en los difíciles años setenta.

De Pepa Flores, ni rastro, pero gracias a las preciosas fotos de César Lucas y a que este año le han dado a la actriz el Goya de Honor, podemos recordar lo que simbolizó.

Pocas ciudades en el mundo presentan tantas huellas de civilizaciones de Oriente y Occidente, en un espacio urbano tan reducido. En Málaga conviven restos fenicios, romanos, árabes… en el Teatro Romano, la Alcazaba, la Catedral Renacentista, la Aduana, la Judería y el rico patrimonio arqueológico que se encuentra soterrado.

La calle Marqués de Larios, es una de las avenidas más elegantes de España, diseñada por edificios inspirados en la Escuela de Chicago, un ejemplo único en Andalucía.

El encanto de Málaga reside sin duda en esa mezcla de amplias avenidas señoriales, recogidos callejones y rincones llenos de encanto y arte andaluz. Como el Pasaje de Chinitas, edificado sobre un antiguo convento del que sólo se conserva el arco de mármol.

Un pasaje de gran actividad comercial, donde se encontraba el internacionalmente conocido Café de Chinitas. Referente nacional de cante y baile flamenco en el que actuaron artistas de la talla de La Niña de los Peines. Federico García Lorca, también lo inmortalizó en su poema dedicado al torero Paquiro.

Existen gran variedad de restaurantes donde comer en el casco histórico de Málaga, pero sin duda «El Pimpi», es siempre un emblema de la ciudad y punto de encuentro de lugareños, famosos y viajeros.

Fundado en 1971 y ubicado en un antiguo caserón malagueño del siglo XVIII, es una de las bodegas con más solera de Málaga. Su nombre hace referencia a la figura del “Pimpi”, un personaje popular malagueño que ayudaba a las tripulaciones y pasajeros de los barcos que llegaban al puerto de la ciudad, famoso por su hospitalidad. Por este conocido restaurante han pasado personalidades del flamenco, la política y el arte, como la familia Picasso, los Thyssen, Antonio Banderas o la Duquesa de Alba.

En este santuario gastronómico taurino, podrás disfrutar de una rica cocina local, con productos y pescados frescos de la zona, como la fritura de pescado, la rosada malagueña o el rabo de toro y acabar con un tocinillo de cielo o un vino dulce de la tierra.

Otra visita imprescindible es la Casa Natal de Picasso y el Museo Picasso Málaga, que alberga 285 obras del artista malagueño, entre pinturas, dibujos, esculturas y cerámicas.

Y a media tarde, descansa en una de esas teterías escondidas por las esquinas. En el Café del Viajero tienen una selección de tés rojos, blancos y aromatizados, espectacular.

Tómate un té de las reinas, con té blanco, pétalos de caléndula y aroma natural de bergamota y vainilla, mientras curioseas su biblioteca de revistas y cuadernos de viajes y vuela con la imaginación a tu próximo destino…

Speak Your Mind

*