“La Genuina”, una barraca especializada en arroces

Subiendo por la costa mediterránea, llegamos a La Genuina, en Valencia. Una de las pocas barracas que existen, hoy convertida en restaurante. Todavía guarda el encanto de las casas típicas valencianas, donde vivían los labradores a la orilla de La Albufera. Una construcción sencilla, de cañas y barro, pero que ha resistido durante más de 250 años.

la genuina

En ella nacieron varias generaciones de la misma familia. El abuelo, el padre y en plena guerra civil, Rafael Soler, fundador del restaurante hace más de 30 años y padre de su actual dueño, Dani Soler. Recibió en 1964 el Premio Internacional como vivienda típica y ha funcionado, además de como casa, como almacén agrícola y cobijo de toros y caballerías, hasta 1977. Se ha mantenido en pie desde entonces, contra viento y marea, ya que el agricultor marinero, la volvió a levantar cuando en 1986 fue derribada en parte por un vendaval. También ha resistido a riadas y a un importante incendio. En su reconstrucción se han utilizado los mismos materiales de la época: el adobe, las vigas de madera, los ladrillos y los azulejos antiguos. Desde entonces, sus paredes se blanquean con cal cada 3 meses, para que siga luciendo igual de bonita.

la genuina

Tan sólo tiene cabida para 36 comensales que pueden degustar los que sus lugareños dicen que son los mejores arroces de Valencia. La paella de pollo y conejo, el arroz al horno, el de cangrejo de playa y galeras, el de pato… Nosotros pudimos disfrutar de un “arroz del señoret”, como señores, pero metiendo la cuchara en la paella, como manda la tradición. Era el arroz que comían los señoritos adinerados y donde los mariscos ya estaban pelados, para no mancharse las manos.

la genuina

La “paella” es un plato típico valenciano pero parece que su origen es romano y árabe. Se cocina en una sartén típica italiana con asas (padella), de ahí coge su nombre (aunque muchos llamen al recipiente “paellera”, no muy adecuadamente). También dicen que viene del árabe “baqiya”, que significa restos. Al fin y al cabo, nació como un plato popular, para aprovechar los restos que había en las neveras españolas cuando apretaba el hambre, aunque después se haya sofisticado utilizando otro tipo de ingredientes más caros, como el marisco. Si bien es cierto que el arroz en la península ibérica venía de Asia, no fue hasta la llegada de los árabes cuando se empezó a cultivar en España. También trajeron al “azafrán”, que es el otro ingrediente básico en la realización de la paella.

la genuina

Pero en La Genuina puedes disfrutar de otros platos tradicionales de la cocina valenciana, como la “titaina”, que dicen que es el más antiguo. Consiste en un pisto con tomate, pimiento, piñones y ventresca de atún. Debido a que no lleva carne, es un plato típico de Semana Santa, muy saludable. Se puede tomar caliente o frío en verano.

la genuina

Otro plato tradicional valenciano que descubrimos fue el “esgarraet”, cuyos ingredientes básicos son el bacalao, el pimiento asado, el ajo y el aceite. A veces se le añaden aceitunas negras y se llama así porque se desgarra el bacalao y el pimiento en tiras finas. En Cataluña existen otras variantes como la “esqueixada”, que se cocina con bacalao o atún, o la “escalivada”, a la que se le añade anchoas o berenjena.

la genuina

Y para terminar, nada mejor que un postre casero como la “tarta de la abuela” o las “natillas de chocolate negro” y un vasito de “Mistela” en su bucólico jardín.

la genuina

Speak Your Mind

*