La Mejor Hamburguesa del Mundo

Hoy 28 de mayo “Día Internacional de la Hamburguesa” y después de mucho buscar, os diré que la mejor hamburguesa del mundo que les podemos dar a nuestros hijos es “La Hamburguesa Casera”. Esa cuyos ingredientes sabemos que son frescos porque los hemos comprado nosotros, hace unas horas, en el mercado. Porque nuestro carnicero de confianza picó las mejores partes de la carne y no las peores. Porque lleva tomate y lechuga de verdad. Porque está bien cocinada, pero no requemada. Porque le pusimos un buen queso del pueblo de la abuela, en vez de uno industrial con muchas grasas saturadas. Porque la acompañamos de patatas que cortamos y freímos en aceite de oliva. Porque la hizo mamá, o papá, o la abuela o la tía, con mucho cariño… ¡y por eso está de rechupete!.

HAMBURGUESA-CASERA

No hace falta mucho tiempo ni ser buena cocinera para hacer “La Hamburguesa Casera”. Al fin y al cabo una hamburguesa no es más que un bocadillo de carne en pan redondo… Sin embargo, no subestimemos el poder de una hamburguesa, porque puede servirnos para que los niños coman buena carne de vaca, de pollo, de pavo, tomate, lechuga… ¿Y si las hacemos de pescado? ¡Las de cereales, soja y setas también están buenas! Hay tantas posibilidades para que nuestros niños coman sano, entre pan y pan…

Y luego ya si eso, algún día les llevamos a una buena hamburguesería a comer una hamburguesa de esas “con todo”, mientras escuchamos Rock & Roll de los 50 y pasamos una tarde divertida.

HAMBURGUESAS-CASERAS-INGREDIENTES

Receta de “La Hamburguesa Casera” (O la versión española de la albóndiga aplastada)

Ingredientes para 4 personas:

1 kg de carne picada de vaca y cerdo (o si tenemos una batidora-picadora podemos picar nosotros la carne que queramos)

2 dientes de ajo y unas ramas de perejil

1 huevo

1 puñado de pan rallado

Un chorro de aceite de oliva, otro de leche y una pizca de sal

Elaboración:

Ponemos en un cuenco la carne picada, el huevo, el perejil y el ajo picados y lo mezclamos hasta hacer una pasta homogénea. Agregamos el pan empapado en leche y la sal. Lo dejamos reposar unas horas para que se mezclen los sabores. Hacemos albóndigas de carne del tamaño de una ciruela y las aplastamos hasta que tengan la forma y el grosor de una hamburguesa.

Les podemos dar el tamaño y la forma que queramos, o hacer albóndigas y hamburguesas y congelar las que no nos vayamos a comer. Sustituir la carne de vaca y cerdo por pollo, pavo, pescado, añadirles cereales… e incluso si las hacemos con los niños, se divertirán mucho.

Después las pasamos por la plancha con un chorro de aceite y las cocinamos hasta que estén selladas por fuera y jugosas por dentro. Las ponemos entre pan y pan y le añadimos los ingredientes que queramos ¡Hasta donde la imaginación nos lleve!.

MiniHamburguesas-(1)

Speak Your Mind

*