«La mujer»: Una causa por la que seguir luchando

Ayer se efectuaron paros de mujeres en más de 50 países. En Ciudad de México, más de 3.000 personas se manifestaron contra la violencia machista. En México cada día 7 mujeres son asesinadas, según Naciones Unidas y hasta noviembre de 2016, ha habido más de 7.000 muertes, aunque sólo un 25% de los casos se investigaron como feminicidio, según el Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio.

MANIFESTACION 8 MARZO MEXICO

En Argentina las mujeres se manifestaron con «un ruidazo» en las calles y movilizaciones, por las desigualdades laborales, sociales y económicas y la violencia machista, exigiendo el cese de los feminicidios, que en 2016 fue de 290 muertes, cifra que va en aumento.

En EE.UU., donde las organizaciones feministas han cobrado fuerza en los últimos meses, tras la victoria de Trump, el movimiento Marcha de las Mujeres organizó concentraciones en distintas ciudades. En el mundo del entretenimiento, donde se sigue tratando a la mujer como un objeto sexual, actrices y cantantes también reivindicaron el papel de la mujer y de la educación a través de las redes sociales. Las protagonistas de las series más emblemáticas de Netflix («House of Cards», «Stranger Things», «Orange is the New Black» o «The Crown»), se unieron también al paro, en un spot con secuencias donde se anunciaba que las mujeres más importantes de sus series, ayer no estaban disponibles.

MANIFESTACION 8 MARZO MADRID

En España hubo movilizaciones en 49 ciudades, donde 2017 esta siendo el inicio de año más violento en cuanto a asesinatos machistas de los últimos 10 años, con 16 mujeres asesinadas. Solo la manifestación de Madrid, reunió a más de 500.000 personas y hubo paros en colegios y universidades.

Un gran paso contra la desigualdad y por los derechos de las mujeres.

MANIFESTACION CARTEL

Lamentablemente, al menos 31 niñas murieron ayer en un incendio de un centro social de Guatemala. El «Hogar Seguro de la Virgen de la Asunción», alberga a más de 600 niñas y adolescentes víctimas de violencia familiar y sexual. Parece que algunas de las niñas prendieron fuego a los colchones en protesta por los abusos de las autoridades. Maltratos verbales, físicos, psicológicos y violaciones sexuales por parte de los monitores. A veces que ni «un hogar seguro» ni la mismísima virgen, evitan tragedias…

La lucha continúa.

Speak Your Mind

*