La primavera es de los poetas…

Llega la primavera y hoy además se celebra el Día Mundial de la Poesía. La UNESCO decidió hacerlo en 1999, para apoyar la diversidad lingüística, fomentar la tradición oral y apoyar a las pequeñas editoriales. También para crear una imagen atractiva de la poesía en los medios de comunicación y que no se considere una forma anticuada de arte, sino una vía de expresión que permite a las comunidades transmitir sus valores y reafirmarse en su identidad. Porque lo cierto es que siempre se había considerado a la poesía un arte minoritario, hasta que en 1989, la película de “El Club de los Poetas Muertos”, la introduce en la vida de un grupo de estudiantes algo perdidos, de la mano de un profesor de literatura poco convencional. (Hecho que, por cierto, le valió un Oscar a Tom Schulman por Mejor Guión Original).

“El Club de los Poetas Muertos”

Robin Williams, que interpreta magistralmente a John Keating, un profesor soñador y apasionado, consigue a través de la poesía, inspirar un cambio vital en sus alumnos, con frases inolvidables como esta:

“No olviden que a pesar de todo lo que les digan, las palabras y las ideas pueden cambiar el mundo (…). Les contaré un secreto: no leemos y escribimos poesía porque es bonita. Leemos y escribimos poesía porque pertenecemos a la raza humana; y la raza humana está llena de pasión. La medicina, el derecho, el comercio, la ingeniería, son carreras nobles y necesarias para dignificar la vida humana. Pero la poesía, la belleza, el romanticismo, el amor son cosas que nos mantienen vivos.” Profesor John Keating “El Club de los Poetas Muertos”.

Y todavía muchos se preguntan ¿para que sirve la poesía?…

El mundo necesita poetas. Poetas vivos, poetas muertos. Poetas que lloran por la muerte y que cantan a la vida. Porque si alguien es capaz de observar que las sombras se iluminan, como se abre una flor o el vuelo de una golondrina… Sin duda, son los poetas.

“El Club de los Poetas Muertos”

Speak Your Mind

*