La vida en un ordenador

Soy de esas “personas analógicas” que todavía prefiere leer un buen libro en papel, escuchar un disco, enmarcar una foto o escribir una carta. Pero también de las que se maravilla viendo como los avances tecnológicos pueden ayudarnos a crecer personal y socialmente. Proporcionándonos información sobre cosas que nos interesan, conociendo, trabajando o hablando con personas que están al otro lado del planeta… y todo “con un solo clic” y en tiempo real.

INFORMATICA TU VIDA

Pero hace unos días “con un solo clic” mi vida casi entra en el caos más absoluto. Dicho así puede parecer un poco tremendo, pero un error informático provocado por un “virus” no me dejaba acceder a mis archivos, ni “operar” mi vida cotidiana. Desde que tengo una «vida portátil», mi ordenador (como el de muchos), se ha convertido en una extensión de mi cerebro, agenda y secretario, donde guardo todo lo importante, me comunico con el exterior, compro, pago recibos, escucho música… y sí, lo guardo en otros sitios, pero no a menudo, porque las máquinas nos hacen perezosos y como le decía a un amigo “una copia de seguridad es aquello que siempre juras que vas a hacer cuando te pasan estas cosas, pero luego nunca haces porque cuando tienes tiempo no te acuerdas y cuando te acuerdas no tienes tiempo”.

INFORMATICA-ORDENANDO-TU-VIDA

Cuatro días sin ordenador, me han hecho darme cuenta de que muchas de las cosas que pensamos, escribimos, necesitamos, que nos inquietan, nos gustan o ayudan, están dentro de nuestro ordenador. Los “ordenadores tecnológicos”, gestionan nuestra vida. Portátiles, tabletas y móviles, se están convirtiendo no sólo en máquinas almacenadoras de datos. También en una extensión de nuestros ojos y oídos donde vemos y escuchamos películas y canciones o leemos diccionarios y traductores que nos enseñan más (y a veces peor) que la vieja enciclopedia. Guardianes de claves, contraseñas, citas, recordatorios de cumpleaños o eventos, servicio despertador, postal y entrega a domicilio y… un lugar inseguro donde dejamos parte de nuestra tan apreciada “esencia” escrita o en imágenes.

INFORMATICA-ORDENADORES

El «problema técnico” se solucionó por control remoto a más de 9.000 km de distancia, gracias a los ordenadores. Afortunadamente, todavía no piensan por nosotros (aunque seguro que pronto lo harán) y todavía no sienten como nosotros, pero quien sabe si lo que refleja la maravillosa película «Her», está cada vez más cerca.

INFORMATICA MANO

Mientras esperamos a ver si eso sucede, yo hoy más que nunca seguiré pensando que las máquinas son imperfectas, que nuestro cerebro se olvida de las cosas, que los antivirus a veces no matan a los malos, que las fotos digitales se pueden perder, y que “esa nube virtual” no sé dónde está, porque nunca la he visto. Por eso hoy más que nunca, seguiré leyendo “libros de papel”, viendo películas en el cine, escuchando discos, guardando las cosas importantes en papel y si son bonitas, en papel del bueno.

Speak Your Mind

*