La temida y esperada vuelta al cole

Aunque en España la mayoría de los colegios empiezan a mediados de septiembre, en California las tiendas nos recuerdan “la vuelta al cole” desde antes de irnos de vacaciones (para vendernos más cosas de las que necesitamos), algunos colegios empiezan el curso a mediados de agosto, y los autobuses amarillos ya llevan días circulando por las calles.

BACK-TO-SCHOOL

Para nosotros ese día tan esperado como temido, ha llegado hoy. Esperado por los padres, por volver a las rutinas familiares y temido por los niños, porque aunque algunos vuelvan con ilusión, la realidad es que la mayoría no tiene ninguna gana…

Por supuesto que hay consejos para que “El primer día de cole” sea más fácil, pero aunque hayamos ido antes a conocer el colegio, durmamos bien, llevemos nuestra comida favorita y esa camiseta tan molona, no queremos volver al colegio. Porque significa el fin definitivo del verano, de remolonear en la cama, de ver más tele de lo normal, de pasar más tiempo con papá y mamá, de no tener tantas obligaciones y jugar indefinidamente…

No nos empeñemos en decirles a los niños que lo van a pasar fenomenal y a hacer muchos amigos, porque seguro que esto no pasa el primer día de cole. A algunos les costará integrarse, porque son más tímidos y más si el colegio es nuevo y no es su idioma, porque aunque lo conozcan bien, las emociones hablan su propia lengua… Creo que es mejor preguntarles cómo se sienten y si les preocupa algo y si es así, decirles que es normal y que a los mayores también nos pasa. Superar esos obstáculos es lo que nos hace crecer, cada vez nos costará menos y nos sentiremos mejor.

BACK-TO-SCHOOL-MAFALDA

Mafalda, expresa muy bien (como siempre) lo que puede ocurrir al llegar al cole… Van tan contentos con su mochila, pero sobre la marcha empiezan a ocurrir cosas que no son lo que les han contado… Y lo curioso es que a los padres (pero sobre todo a las madres que sentimos una empatía especial con nuestros niños este día), nos pasa lo contrario. Nos quedamos hechos polvos pensando que nuestro hijo lo va a pasar mal, pero poco a poco ese sentimiento de liberación vuelve a nosotros en forma de sonrisa, porque es un proceso necesario, un cambio de etapa y volverá un poquito más mayor que cuando lo dejamos.

Aun así seguro que será una semana complicada, porque hay algo peor que el primer día de cole: ¡el segundo!. Necesitaremos buena dosis de paciencia, un gran chorro de empatía y muchos besos.

BACK-TO-SCHOOL-GUILLE

Speak Your Mind

*