Las historias latinas triunfan en los Oscar

Este año, en la 90 edición de los Oscar, volvieron a triunfar las historias latinas. Y es que la cultura, en forma de historias reales y soñadas contadas a través de la gran pantalla, parece imponerse como antídoto contra las políticas antimigratorias americanas. Hollywood ha demostrado una vez más, premiando películas como “La forma del agua”, “Coco” y “Una mujer fantástica”, que ni el talento, ni la imaginación ni los sueños, entienden de muros y fronteras.

“La forma del agua”

El mexicano Guillermo del Toro, fue uno de los protagonistas de la noche, ganando el Oscar al Mejor Director por “La forma del agua”, que obtuvo tres premios más a Mejor película, Mejor Diseño de producción y Mejor Música. Una película que habla sobre la necesidad de mirar al otro, a lo distinto, a lo único… porque incluso a los monstruos, como Dice Del Toro, “hay que mirarlos a los ojos”.

“Coco”

Otra historia mexicana, la entrañable “Coco”, centrada en la fiesta del Día de los muertos, ganó dos premios a Mejor Película de Animación y Mejor Canción. Todo un homenaje a México, a su cultura, a la sabiduría de sus ancestros, a los sueños y a la música, como camino para encontrar tu propio destino.

Getty Images

La historia chilena de “Una mujer fantástica”, dirigida por Sebastian Lelio y protagonizada por Daniela Vega, ganó el Oscar a Mejor Película Extranjera, por tratar el tema de la transexualidad de una forma tan sincera y veraz. La cinta ya venía de ganar en la Berlinale y los Goya, entre otros festivales.

“Blade Runner 2049” ha ganado los premios de Mejor Fotografía y Efectos Especiales y “Dunkerque” el Mejor Montaje y Sonido. La bien valorada “El hilo invisible”, sólo se ha llevado el de Mejor Vestuario. El Mejor Guión ha sido el de “Déjame salir” y el Mejor Guión Adaptado el de “Call me by your name”. El premio al Mejor Actor Protagonista ha sido para Gary Oldman por interpretar “El instante más oscuro” de Churchill y el de Mejor Actriz Secundaria para Allison Janney, por “Yo, Tonya”. “Tres anuncios en las afueras”, del irreverente irlandés Martin McDonagh, ganó dos Oscar: Mejor Actor Secundario para Sam Rockwell y Mejor Actriz Protagonista para Frances McDormand. Inolvidable su papel de madre vengativa, rota por el dolor y la indiferencia de una sociedad, representada por la América profunda, que mira hacia otro lado, incluso cuando falta justicia.

“Tres anuncios en las afueras”

El discurso de McDormand fue uno de los más emotivos de la noche. Dedicó su premio a las féminas nominadas y a todas las que se sientan delante y detrás de las cámaras. Pidió menos halagos a las mujeres en las fiestas y más reuniones en los despachos, con una palabra que resumía todo: INCLUSIÓN, para llevar a cabo todas las historias y proyectos femeninos que todavía quedan por contar.

Photo by Kevin Winter/Getty Images

Speak Your Mind

*