Los niños californianos en huelga contra las armas

Un mes después del horrible tiroteo escolar del Stoneman Douglas High School en Parkland (Florida), niños californianos de todas las edades y en la mayoría de los colegios, institutos y universidades, han dicho “Basta” en la National School Walkout, ante la pasividad de los políticos para resolver el problema del control de armas.

Alumnos de la Escuela de Español “Rayuela” se manifiestan en contra de las armas

En Sacramento, Women’s March Sacramento Youth Program y Women’s March Youth Empower han organizado una gran protesta, donde pidieron a maestros, personal y padres, participar en dicha manifestación.

Slogan para la manifestación de la “National School Walkout”. Getty Images

Además en Washington DC, miles de personas permanecieron frente al Capitolio 17 minutos en silencio, uno por cada víctima del tiroteo de Parkland. En otra protesta, 7.000 zapatos (muchos donados por supervivientes), fueron colocados en el césped de la Casa Blanca para representar a los niños muertos en los 290 tiroteos desde el que se produjo en la escuela de primaria Sandy Hook Elementary School, donde un joven de 20 años asesinó a una veintena de niños pequeños y a varios profesores en 2012. El LA Times estimó que desde ese momento, se ha disparado un arma a la semana en distintos colegios de EE.UU. Una cifra espeluznante…

Getty Images

Está claro que las leyes no son suficientes, porque California tiene las leyes de armas más estrictas de cualquier estado, pero también el mayor número de tiroteos en masa hasta la fecha… En Arizona, además, las leyes son más flojas y los fabricantes saben esquivarlas, por lo que es sencillo comprarlas y transportarlas.

Students from “Venice High School” California wear shirts in honour of the victims on March 14, 2018. FREDERIC J. BROWN/AFP/Getty Images.

En EE.UU. después de un tiroteo masivo, se habla de ello durante un tiempo y después se olvida con una pasividad pasmosa, mirando para otro lado y echándole la culpa, no al exceso de armas y la facilidad para conseguirlas, sino a las enfermedades mentales… Pero los estudiantes activistas de Stoneman Douglas High School se han negado a que esto continúe. Por eso exigen leyes más fuertes para el control de armas y critican al Congreso por aceptar el dinero de la Asociación Nacional del Rifle, en lugar de proteger a sus estudiantes, sobretodo en lugares donde deberían estar seguros. La sociedad americana es excesiva en casi todo. Demasiadas armas, demasiados jóvenes frustrados, demasiadas enfermedades mentales y demasiados intereses en juego como para acabar con la peor de sus enfermedades: la violencia armada.

 

Speak Your Mind

*