Luces de neón y sombras en “Las Vegas”

Si te adentras en el desierto de Mojave y ves unas luces resplandecientes a lo lejos, no pienses que es un espejismo, es que has llegado a “Las Vegas”. Un oasis en mitad de la nada, donde bailarines y acróbatas danzan en un agua ficticia que no se acaba nunca, realizando ese salto mortal con tirabuzón hacia atrás que anuncia “el más difícil todavía”.

LUCES-NEON-VEGAS-EN-DESIERTO

Un lugar donde “la gran América”, se supera a sí misma con cada espectáculo, restaurante, fiesta… y hace suyo cualquier emblemático rincón del mundo.

RUTA-66-EN-MOTO-WELCOME-LAS-VEGAS

Cuando la recepcionista del ostentoso hotel en el que te alojas te dice: “Welcome to Las Vegas”, te parece que entras en una película. La has visto tantas veces en el cine y se la has escuchado cantar a Elvis con esa pasión, que te atrae y te atrapa con el deseo de perderte en ella, pero su enorme superficialidad te confunde… ¿Será el brillo de sus lentejuelas, la suavidad de sus plumas o sus fascinantes luces de neón? que nadie subestime el poder de las luces, porque esconden muchas sombras…

LUCES-NEON-VAQUERO

¡Welcome to Las Vegas! La ciudad del entretenimiento, la ciudad que nunca duerme, la ciudad sin ley, la ciudad del pecado… “todo lo que se hace en Las Vegas, se queda en Las Vegas”. En tiempo de mafias y restricciones, probablemente lo fue, pero ahora si fumas en la habitación del hotel te ponen una multa de $500 y si cruzas la calle borracho, te detienen. Aún así, sus 8 km de hoteles temáticos de más de 3.000 habitaciones, sus magníficos espectáculos, clubs y restaurantes y sus más de 200 casinos, hacen que sea la ciudad más turística y divertida del mundo, para celebrar una despedida de soltero, una boda, un cumpleaños… eso sí, mientras te quede dinero, porque en “la ciudad sin límites” te puedes gastar todo el dinero que tienes y el que no. La clave está en saber retirarse a tiempo.

LUCES-NEON-MAQUINA-FORTUNA

“Las Vegas” quiere ser mágica, aunque no siempre lo es (depende de si sabes tocar la tecla adecuada, sin desgastarla). La máquina de la fortuna de la tienda de magia de Houdini me hizo acordarme de la película “Big”. Zoltar os dirá que disfrutéis el momento y entonces los pequeños querrán ser mayores y los mayores querrán ser pequeños, para adentrarse en el mayor parque temático que se ha fabricado nunca: “El gran Disney para adultos”. Después, le pedirás un deseo y aparecerá todo lo que quieras imaginar y lo que no:

LUCES-NEON-VENECIA

Un paseo en góndola por una Venecia de techos celestiales, pero restaurada y con gondoleros bien disfrazados para que no se note que no hablan italiano…

11-LAS-VEGAS-RESTAURANTS

Cenar en la Torre Eiffel mientras contemplas un espectáculo de agua, luz y sonido, aunque el edificio haya caído como un meteorito en mitad de lo que parece una plaza parisina…

LUCES-NEON-NEW-YORK

Ver la estatua de la libertad boca bajo montado en la montaña rusa mientras escuchas a la Minnelli cantar New York, New York, aunque sepas que la estatua real está en mitad del mar…

LAS-VEGAS-CADILLAC

Casarte con Elvis en un Cadillac rosa mientras te canta una canción, aunque sepas que está muerto…

LUCES-NEON-VAQUERA

Pirámides de Egipto que albergan exposiciones del Titanic, meterte en piscinas de olas y arena que parecen playas paradisíacas, espectáculos circenses, un parque de atracciones dentro de un hotel, montarte en la noria más grande del mundo, chicas con grandes moños y tacones que bailan encima de la ruleta en la que quieren que juegues, ver danzar con perfecta coreografía a las fuentes del Bellagio como si fueran las piernas de las bailarinas del musical “Chicago”, una Big Band que se cuela en mitad de un casino al más puro estilo de New Orleans

LUCES-NEON-BIG-BAND

Sólo por ver todo esto, merece la pena ir a Las Vegas. A la ciudad donde todo es mentira, si… porque quien ha estado en París sabe que la Torre Eiffel es una obra de arte inimitable, que la ciudad de Venecia tiene un encanto inigualable y que el valor de las pirámides de Egipto es que se construyeron piedra a piedra durante miles de años… Pero a veces nos gusta que nos mientan, si las mentiras son divertidas. Sólo “la gran américa” puede hacer que “el conjunto” resulte una explosión del kitsch más absoluto rodeado de fuegos artificiales y encima nos encante.

LUCES-NEON-FUEGOS-ARTIFICIALES

Ahora sé que son las luces de neón las que me atrapan. Siempre he tenido fascinación por ellas. Será porque contienen “gases enrarecidos” de distintos colores. Será porque esconden sombras. Ya lo decía Travers (uno de sus descubridores), “el brillo de la luz carmesí del tubo de neón es un espectáculo para obsesionarse y no olvidar nunca”. Y eso es Las Vegas para muchos.

LUCES-NEON-CARTELES

Pero las luces de neón son efímeras. Su brillo se apaga si las enciendes mucho. Aún así, no hay nada más inquietante que un letrero de neón parpadeante, con ese peligroso chisporroteo intermitente que te alerta de que ya no debes tocarlo más. Si lo haces, te adentrarás en la oscuridad más absoluta del desierto de Nevada.

LUCES-NEON-MUSEO-CARTELES

Speak Your Mind

*