«Mad Men», el principio del fin

Ayer se emitía en EE.UU. el episodio octavo de la séptima y última temporada de Mad Men “Severance” y esta noche lo estrena Canal Plus en España. Su comienzo, con la desgarradora voz de Peggy Lee, cantando la genial “Is That All There Is?”, parece narrar (a modo de resumen) el declive de la vida de Don Draper, envuelto ahora en la desilusión más absoluta, tras el fracaso de su segundo matrimonio.

MAD-MEN-CARTEL

AMC

El exitoso hombre de negocios se asoma al precipicio por el que parece que caerá de forma lenta y dolorosa, como ya anticipaban sus magistrales títulos de crédito. Un salto al vacío al más puro estilo de “Vértigo”, bajo la atenta mirada de esas mujeres que están resultando ser mucho más que mujeres de anuncio, sexys secretarias, esposas abnegadas y amantes satisfechas.

MAD-MEN-CREDITOS

AMC

Pero “la lenta caída” no ha sido sólo dolorosa para Jon Hamm. También para sus creadores y compañeros de rodaje, que hace unos meses se despedían de la serie en una rueda de prensa ofrecida en el Hotel Langhman de Pasadena, entre sonrisas y lágrimas, tras el fin del rodaje.

MAD-MEN-PRINCIPIO

AMC

Y lo será también para los fieles espectadores que durante 7 temporadas y 8 años vimos nacer un día de verano de los años 60 en la Gran Manzana de New York a “Sterling Cooper Advertising”. Una peculiar agencia de publicidad, que empezaba a caminar como una “niña bonita” de la mano de su guapo y brillante Director Creativo: Don Draper y de todos los personajes que como una “gran familia” nos han hecho reír, llorar, emocionarnos y reflexionar magistralmente, bajo el lema: «No importa lo que seas, sino cómo lo vendas». Una época de cambios en la ciudad de las oportunidades, donde cada vez que una puerta se cierra, se abre una ventana. Donde “las niñas bonitas” y los “guapos creativos” se han caído las mismas veces que se han levantado, para coger fuerza, hasta conseguir el éxito, pero también el fracaso.

MAD-MEN-HUMO

AMC

Un fiel reflejo de una sociedad que baila al son de elegantes melodías, pero que se atreve a mirar de reojo por debajo de sus perfectas faldas almidonadas, para “mostrar” mucho más que el humo bucólico y cegador de sus cigarrillos…

Speak Your Mind

*