«Malala»: un niño, un profesor, un libro y un lápiz

Dice que «Un niño, un profesor, un libro y un lápiz» pueden cambiar el mundo. Con frases como ésta, “Malala” demuestra cada día que las heroínas también pueden ser sabias. Muchos la conocemos por ser la ganadora más joven del Premio Nobel de la Paz, pero su historia comienza mucho antes…

Nació en 1997 en una pequeña ciudad de Pakistán. Desde pequeña, comparte con su padre (profesor y director de escuela), la pasión por aprender. Él siempre ha sido un gran defensor de la educación en Pakistán (el segundo lugar del mundo con mayor número de niños sin escolarizar), más cuando los talibanes quisieron restringir la educación y que las niñas no fueran a la escuela.

MALALA-LIBRO

Con tan sólo 12 años, Malala empezó a escribir un blog para la BBC bajo seudónimo (por temor a que su escuela fuera atacada), sobre las dificultades de las niñas para ir a la escuela. El New York Times se interesó por el tema y realizó el documental “Pérdida de clases, la muerte de la educación de la mujer”, centrado en el día a día de Malala. En este momento, la televisión y la música fueron prohibidas, a las mujeres se les impidió ir de compras, el padre de Malala tuvo que cerrar la escuela y empezaron a recibir amenazas de muerte, pero continuaron defendiendo el derecho a la educación. Un año más tarde, el ejército de Pakistán logró expulsar de la zona a los talibanes y el Gobierno la galardonó con un premio nacional por su defensa de la educación.

MALALA-CREATIVIDAD

Pero al año siguiente, cuando iba en el autobús camino al colegio, intentaron matarla. En estado crítico tuvo que ser trasladada a un hospital de Birmingham, donde permaneció varios meses. Sobrevivió al ataque, tal vez porque todavía tenía muchas cosas por las que luchar. Pero este hecho, lejos de apagar su voz, la hizo más fuerte. Las protestas en Pakistán y más de 2 millones de firmas, hicieron que la Asamblea Nacional ratificara el Derecho a una Educación Gratuita en Pakistán. 

Malala se convirtió en heroína y en una defensora global del derecho a la educación de las niñas. Con tan sólo 17 años, ganó el Premio Nobel de la Paz el año pasado y otros muchos. Celebró su 18 cumpleaños en el Líbano, inaugurando «Malala Yousafzai All-Girls School», un colegio situado cerca de la frontera con Siria, que proporcionará educación secundaria de calidad a más de 200 niñas sirias.

MALALA-ESCUELA

Credit: Malin Fezehai / HUMAN for the Malala Fund

Ha sido reconocida por la revista “Time” como una de las 100 personalidades más influyentes del mundo y la ONU ha dedicado un día con su nombre al derecho universal a la educación. Se ha reunido con políticos y personalidades de todo el mundo y bajo la campaña #BooksNotBullets, les ha pedido que inviertan más en libros y menos en balas.

MALALA-VOZ

Hoy, sigue luchando para que todas las niñas puedan ir a la escuela y transformar el mundo a través de la educación, por eso ha creado junto a su padre “La Fundación Malala”. Más de 60 millones de niñas en todo el mundo están sin escolarizar, así que este es un sueño ambicioso pero posible, si todos luchamos juntos.

Más info en: www.malala.org. Puedes difundir esta información, firmar la petición, hacer un donativo o ver el documental que se acaba de estrenar: “He named me Malala”, dirigido por el premiado Davis Guggenheim: http://www.henamedmemalalamovie.com/

Speak Your Mind

*