«Malasmadres» españolas: solidarias y comprometidas

El Club de las Malasmadres, lejos de ser un antro de perdición, es un espacio dinámico, solidario y comprometido con las madres españolas, para desmitificar a la madre perfecta y luchar por la conciliación. El secreto de su éxito, el empuje de su alma máter: Laura Baena. Las ideas y el trabajo en equipo, llevados a cabo con creatividad, humor y un toque de glamour. Los contenidos interesantes de sus colaboradoras. La aportación y fidelidad de sus más de 500.000 seguidoras.

El otro día, durante una escapada fugaz, asistí a la inauguración de su nueva “House”, el multiespacio que han abierto en el Centro Comercial Moda Shopping de Madrid, que hace a la vez de lugar de trabajo, punto de encuentro y boutique.

En la tienda puedes comprar su libro “Soy mala madre” o distintos productos con lemas como “Las Malasmadres nos vamos de fiesta”, “Yo no renuncio”, o “Nacida para luchar”, un proyecto solidario en colaboración con la Fundación Aladina.

El salón de la casa promete ser un espacio confortable donde organizar charlas sobre la maternidad para compartir ideas y proyectos, mientras acunas un gin tonic en un carrito de bebé convertido en mueble bar.

De las paredes del salón cuelgan carteles y manifiestos que reivindican sus buenos propósitos. El más ambicioso, la lucha por la conciliación laboral, familiar y personal, en la que El Club ya lleva más de 3 años trabajando.

Ayer presentaron una nueva iniciativa: #RompeElMuro “Yo no renuncio”, para visualizar las diferentes experiencias personales provocadas por la falta de conciliación. Las reivindicaciones recogidas se presentarán en la Comisión de Igualdad para instar al Estado a estudiar las medidas que solucionen este problema social. Participa y deja la tuya en www.rompeelmuro.com, yo ya lo he hecho. Según el Club de Malasmadres: 6 de cada 10 mujeres renuncian a su carrera profesional al ser madres y 8 de 10 tienen dificultades para conciliar su vida familiar con la laboral. El 58% renuncia a su carrera al ser madres, frente al 6% de sus parejas. Por otro lado, el 54% de las mujeres declara ser la principal responsable de las tareas del hogar, frente al 17% de los hombres siendo el 45% las que aportan los mismos ingresos que sus parejas. Ya han recogido más de 300.000 firmas en change.org y presentado la petición como “Propuesta No de Ley en Las Cortes de Valencia” que fue aprobada por unanimidad de todos los partidos políticos en junio de 2016. Esto se concretó en los presupuestos de 2017, donde se destinaron más de 9 millones de euros para empleo de calidad con perspectiva de género. Incluyendo medidas para favorecer la jornada intensiva, la transición de la ocupación temporal a indefinida y la contratación de desempleados.

Se han conseguido algunas cosas en cuanto a igualdad y conciliación, pero todavía queda mucho por hacer. Dicen que “Las chicas buenas van al cielo y las malas a todas partes». Y ahí es donde debemos de ir las madres para seguir mejorando el mundo!. Somos el motor de la sociedad, porque parimos y educamos a las personas que la habitarán mañana. Pero también tenemos mucho que aportar a su desarrollo económico y social. Necesitamos la ayuda de hombres comprometidos, del Estado y las empresas para no perjudicar a nuestros niños. Y esto no son cosas de mujeres, es un problema social que nos afecta a todos. «Yo grito por una baja de maternidad digna. Por favorecer la incorporación de madres y desempleadas a una vida laboral conciliadora y autónoma. Y por la jornada continua, para rendir en el trabajo y disfrutar de nuestra vida personal. Seamos un espejo para las madres del mundo». (Podéis leer aquí datos sorprendentes sobre la Baja Maternal en Europa y EE.UU. y sus beneficios a nivel social).

Speak Your Mind

*