Momentos felices…

Ayer fue un día especial. Apagaste las velas y tu deseo fue “pasar el día juntos”. Así que por unas horas, paramos el reloj y dejamos nuestras obligaciones para mañana. Nos metimos dentro de tu guarida (abuelos incluidos, gracias a la tecnología) y pasamos la mañana jugando a piratas y construyendo barcos, aunque la espalda salió dolorida de la hazaña…

MOMENTOS-FELICES-TIENDA

Recordamos el día que naciste, hace apenas 6 años y abrimos los regalos, cartas y felicitaciones que te enviaron familia y amigos. El mejor de los planes no hubiera superado esa mañana disfrutando de tu día “a tu manera”.

Quisiste quedarte solo, pero no pude evitar observarte por un agujerito. Te vi disfrutando de los sonidos de tu libro de pájaros. Aprendiendo a leer cuentos en voz alta. Esforzándote por entender las cartas que te enviaban con tanta ilusión aquellos a los que echas de menos y yo también añoro.

MOMENTOS-FELICES-DENTRO-DE-TIENDA

Me emocioné al darme cuenta de que estabas empezado otra etapa. Una nueva etapa en la que te preguntas sobre las cosas, distingues sentimientos, disfrutas con más paciencia y empiezas a aprender cuáles son las cosas importantes de la vida.

Los que te queremos, seguiremos mirándote por un agujerito para que no te pierdas, ofreciéndote herramientas con las que seguir experimentando cada día. Dejando que te caigas, pero ayudando a que te levantes. Dándote besos para que te sientas seguro, pero respetando tus decisiones. Explicándote las cosas, para que aprendas a elegir. Y enseñándote a volar con la imaginación, como los pájaros de tu libro…

MOMENTOS-FELICES-BURBUJAS

Pero siento con nostalgia que un día no muy lejano volarás de verdad y aunque no hay sentimiento más feliz que el de sostenerte sonriendo en mi regazo, te tuve para que crecieras libre y esa, es la tarea más difícil de ser padres. La más bonita, la de verte feliz cada día y “desaprender lo aprendido”, para enseñártelo. Mirar el mundo a través de tus ojos, compartiendo contigo experiencias vividas y disfrutando de las nuevas con pasión.

Por cierto, no quise evitarte “tu momento de pasión” al romper el papel de ese ansiado regalo, pero ya sabes que tengo “la manía” de guardarte las cosas importantes, así que he recompuesto la nave que «alguien» dibujó con tu nombre. Sé que ningún “malo” la va a destruir (al menos de momento), porque hay muchos “buenos” que te ayudan a defenderla cada día y que llenan tu vida, de momentos felices. Gracias a todos ellos.

MOMENTOS-FELICES-REGALOS

A veces las lecciones de la vida vienen de los más pequeños. Nos empeñamos en hacer planes imposibles o en buscar regalos maravillosos y ellos sólo quieren que pasemos tiempo con ellos, compartiendo juegos, besos, aventuras, sueños, imaginación, amigos… en definitiva, las cosas sencillas de la vida.

Speak Your Mind

*