«Montessori», educando para la paz

Hace unos meses os hablaba sobre María Montessori y su método educativo. La verdad es que cada vez lo defiendo más, porque veo su coherencia y cómo influye en mi hijo y en otros niños. Lo que más me gusta es que ella tuvo la brillante idea de no patentarlo, para que cualquier centro educativo pudiera desarrollarlo. De hecho muchos colegios públicos lo utilizan y también los padres en sus casas. Es más una filosofía de vida, ya que además de desarrollar los aspectos intelectuales también cuida los emocionales:

Se basa en el Respeto: Empieza por respetar al niño y educarle como un ser libre e independiente, para que el día de mañana se convierta en un adulto que se respeta a sí mismo, a las personas y al mundo.

EDUCACION-MONTESSORY-PAZ-3

Proporciona Libertad e Independencia: Algunos piensan que en las clases Montessori los niños hacen lo que les da la gana. Pero no hay que confundir “libertad” con “libertinaje”. Lo que tienen es “una libertad guiada” para elegir lo que quieren hacer y así poder participar activamente en el proceso de aprendizaje. Sólo eligiendo por sí mismos, podrán convertirse en personas independientes, pensar por sí solos y resolver sus propios conflictos.

EDUCACION-MONTESSORY-PAZ

Desarrolla la Empatía y la Tolerancia: Esto favorece el ayudar al débil y comprender al otro, aunque no piense como nosotros.

Fomenta el Espíritu Crítico: Para poder expresar sus convicciones y vivir de acuerdo con ellas. Que sean capaces de dejar a un lado el interés propio por el bien de la humanidad y así buscar La Paz.

Busca la Igualdad: No se basa en la competitividad, en el premio ni en el quien es mejor, sino en sacar lo mejor de cada uno y aportarlo al trabajo en equipo.

EDUCACION-MONTESSORY-PAZ-2

Speak Your Mind

*