“Mujer que ve”, la sabiduría de las Mujeres Indígenas

Mañana sábado, la escritora y cooperante Marta Sarramián, presenta entre viñedos riojanos su último libro: “Mujer que Ve”. Un relato solidario y humano, sobre mujeres indígenas mexicanas, escrito desde la perspectiva de género de una mujer occidental.

Mujer que ve

Marta escucha y siente sus historias con el corazón, y así las cuenta:

“Puebla es el tercer estado más pobre de México. Ironías del destino, Cuetzalan del Progreso, lleva en su nombre una palabra que nada tiene que ver con lo que acoge su territorio. Sin embargo, su pobreza contrasta con la rica sabiduría que alberga en el alma indígena de sus habitantes. Cuetzalan atesora entre sus montes los conocimientos de la tradición y lengua náhuatls.

Intangibilidad casi palpable e invisibilidad visible cuando miras a sus gentes y descubres en sus ojos sus profundas y arraigadas raíces, a las que se aferran como único y preciado tesoro que poseen.

Algunas mujeres avanzan a cámara lenta, sin pausa, hacia la tercera palabra del pueblo de Cuetzalan. Despacio, muy despacio, pero siempre hacia adelante”…

Tras el éxito de su libro “Lo que aprendí de un vagabundo”, la autora viajó por España y México dando charlas sobre autoconocimiento y motivación. Dice que durante los meses que estuvo con las mujeres náhuatls, ellas le hicieron volver a sus raíces, a su niñez, por su manera de hacer, vivir y sentir única.

Mujer que ve

Marta piensa (y yo también lo creo), que se nos está olvidando vivir despacio y que estas mujeres son expertas en avanzar al ritmo natural que el ser humano necesita. Por eso quiere rescatar su sabiduría y trasladarla a todos nosotros. Para generar una red de conocimientos ancestrales que nos permitan reconectar con nuestro propio origen.

Mientras imagino la vida de estas mujeres, me viene a la cabeza la historia de otra mujer indígena: Yalitza Aparicio, aquella muchacha sencilla que Alfonso Cuarón encontró en la sierra de Oaxaca, para protagonizar la inolvidable “Roma”. Una mujer “menuda”, frágil y fuerte, que nos dejó a todos boquiabiertos con su autenticidad, calma y tranquilo caminar. La actriz, era en realidad una maestra de escuela interpretando a Cleo, la apreciada niñera que cuidó a Cuarón cuando era niño: Liboria Rodríguez. ¡Qué grandeza la de abarcar tantas historias importantes en una sola mujer!…  “Mujer que ve” también abraza a todas y cada una de las mujeres que aparecen en él.

En el blog nos encantan las historias de mujeres viajeras y solidarias que cruzan fronteras y abren corazones, por lo que pronto entrevistaremos a Marta Sarramián. Así, podremos conocer un poquito más sobre esta escritora riojana y su interesante libro, que ya estoy deseando leer con una copa de vino en la mano. 

Speak Your Mind

*