Mujeres delante y detrás de la cámara

Estos días se celebra en Madrid la segunda edición del ciclo “Mujeres que no lloran”.

Una interesante iniciativa en la que participan cuatro películas y cuatro cortos, de distintas épocas y géneros, con un denominador común: están realizados por mujeres (en su mayoría) y protagonizados por personajes femeninos que toman sus propias decisiones e intervienen en el desarrollo de la acción. Tras las proyecciones, las actrices que dan vida a estas mujeres (Susi Sánchez, Elena Anaya, Manuela Velasco y Pilar Bardem), participan en distintos coloquios para reflexionar sobre el papel de la mujer en el cine.

MUJERES-QUE-NO-LLORAN

Sólo el 36% de las películas españolas tienen protagonistas femeninas, sus personajes están bastante estereotipados y son 4 veces más propensas que ellos a ser mostradas en ropa interior.

The_Homesman_poster

En Hollywood, las diferencias de género también son bastante evidentes. Hilary Swank, protagonista de “The Homesman” declaró recientemente que “aunque la película trata sobre la cosificación y trivialización de las mujeres en el siglo XIX, las mujeres de hoy en día, sabemos que todavía tenemos un largo camino por recorrer”. Swank (aun siendo una de las actrices más valoradas de Hollywood) habla de este western de ficción como de su propia realidad: “Hay dos géneros en la tierra y ambos somos irresistibles, interesantes, diversos y maravillosos. Sin embargo, hay muchos papeles para hombres y pocos para mujeres y los hombres cobran 10 veces más que las mujeres”.

Según un estudio del “Center for the Study of Women in Television, Film and Media” de la Universidad de San Diego, entre las 100 películas más taquilleras de 2013, las protagonistas de sexo femenino solo eran el 15% y un 30% de los personajes con diálogos.

Women-behind-cameras_Kathryn-Bigelow

Pero detrás de las cámaras, la situación no es mucho más diferente. Las estadísticas muestran que a pesar de que muchas mujeres estudian carreras relacionadas con el cine, la gran mayoría de las posiciones de poder y decisión creativa son llevadas a cabo por hombres. Entre las 250 películas más taquilleras de Hollywood estrenadas entre 1998 y 2012, menos del 25% del trabajo de producción, del 15% de sus guionistas, del 10% de sus directores y del 5% de sus directores de fotografía, fueron mujeres. Y sólo una mujer: Kathryn Bigelow, ha ganado un Oscar en 2010 como mejor directora.

kathryn-bigelow

Lo normal es pensar que esto siempre ha sido así, pero el proyecto “Women Film Pioneers Project”, demuestra que en los comienzos del cine mudo había más mujeres que trabajaban detrás de las cámaras y algunas tenían más poder e incluso figuraban entre las mejores pagadas. Aún no se sabe por qué la participación de mujeres en el cine descendió tan repentinamente, pero coincidió en la misma época en la que grandes inversores decidieron entrar en la industria cinematográfica…

wfpp-header-version

Ante esta situación, Meryl Streep (que no duda en aplaudir, gritar y apoyar discursos como el de Patricia Arquette, en la pasada entrega de los Oscar, en el que reivindicó los derechos de las mujeres, diciendo que en EE.UU. hay una “sensación” de igualdad que no es real), compagina su éxito profesional con su lucha por la igualdad de género. Y sus apoyos no se quedan en palabras. La actriz promueve el proyecto “Writers Lab”, una iniciativa con la que pretende incrementar las oportunidades laborales de las mujeres guionistas mayores de 40 años. Aunque la intérprete es la mayor patrocinadora, la iniciativa cuenta con el apoyo de la organización New York Women in Film and Television y el grupo de cineastas femeninas IRIS.

MERYL-STREEP

Ocho guionistas serán las beneficiadas del curso que comienza en New York este mes y será impartido por cineastas exitosas como la directora y guionista Gina Prince-Bythewood (Beyond the Lights), la productora Caroline Kaplan (Boyhood) y las escritoras Kirsten Smith y Jessica Bendinger.

Todavía queda mucho por hacer, pero estas iniciativas son buenos ejemplos de que cada vez falta menos camino por recorrer… ¿No os parece?

Comments

  1. I loved your blog article.Much thanks again.

Speak Your Mind

*