Música para plantas en el Liceo

Y allí estaban ellas, plantadas en sus asientos. En silencio y sin distancia de seguridad. Disfrutando de la música. Orgullosas de ser, al menos por un día, los seres más importantes del planeta.

Ha sido el primer concierto para plantas. Ocuparon 2.292 butacas del Teatro del Liceo, en un único “Concierto por el bioceno”, obra del artista Eugenio Ampudia. Tuvo lugar justo el primer día sin estado de alarma. Para inaugurar la temporada del Liceo y reflexionar sobre la importancia de la biosfera, tras el confinamiento. Los humanos, sin molestar, lo escuchaban desde sus casas, por internet. Y las plantas, quitaron protagonismo a la música, convirtiendo el teatro en un elegante invernadero.

Liceo

El UceLi Quartet, formado por miembros de la Orquesta del Gran Teatro, interpretó «Crisantemi», una pieza corta de uno de los grandes de la ópera: Puccini. Al acabar, se escuchó el leve sonido de las plantas, rozándose entre ellas, previamente grabado por Ampudia. Parecía como si aplaudieran… Todas ellas serán donadas a los héroes de la pandemia del Hospital Clínic de Barcelona, en un acto simbólico.

Siempre he pensado que los artistas y la cultura son o deberían ser los encargados de liderar los cambios. De ahí la misión de las obras de arte: enriquecer el alma, hacer reflexionar desde diferentes percepciones e incitar el debate. Casi nada.

Está claro que la música amansa a las fieras, alegra a las plantas e inspira a los humanos. Yo, por mi parte, deseo que vuelvan los conciertos… a ser posible al aire libre, rodeados de plantas y sin mascarilla. Para poder disfrutar de nuevo de la melodía de la vida y de la naturaleza, con los cinco sentidos.

Así fue el concierto, por si quieren escucharlo, ponérselo a sus plantas o a sus fieras.

Speak Your Mind

*