Opiniones sobre el bilingüismo…

Cuando nació mi hijo, quise darle la oportunidad de que aprendiera inglés desde pequeño para que le resultara más fácil, pero sin que fuera una obligación, sino una manera de despertar su interés por aprender otros idiomas y otras culturas. Empecé a informarme y a leer sobre métodos de aprendizaje, colegios y academias y cuando vinimos a vivir a California, más concretamente sobre el bilingüismo.

La mayoría de los expertos están de acuerdo en los beneficios cognitivos, profesionales, culturales y sociales, pero hay algunas diferencias y matices a tener en cuenta, sobretodo en la metodología de la enseñanza de los idiomas. Os cuento los aspectos que me parecen más interesantes a nivel científico, psicológico y maternal.

BILINGUISMO CEREBRO

La opinión científica. Muchos estudios de universidades de EE.UU. coinciden en que el bilingüismo:

-Es la mejor gimnasia para el cerebro, por el proceso de selección que debe realizar a la hora de elegir las palabras en uno u otro idioma.

-Es bueno para combatir el Alzheimer o la Demencia.

-Favorece la concentración y agiliza la capacidad para resolver conflictos.

BILINGUISMO MANZANA

La opinión de los psicólogos. Muchos psicólogos coinciden en sus beneficios sociales y culturales:

-Favorece la habilidad comunicativa y la seguridad en uno mismo.

-Da una visión del mundo más amplia.

-Algunos lo desaconsejan para niños con problemas de aprendizaje o dislexia, ya que les puede crear más confusión.

¿Cuál es la mejor edad? Aquí hay opiniones de todo tipo. Dicen que la más propicia es de 0-7, que de 8-18 el aprendizaje se hace más lento y que a partir de los 18 es más complicado, pero ¡cualquier edad es buena para aprender, aunque sea más lentamente!, creo yo. Algunos coinciden en que es mejor hacerlo a partir de los 3 años, cuando el niño ya conoce la lengua materna y en cualquier caso, empezar con juegos y canciones.

BILINGUISMO NIÑO

Mi opinión como madre. Yo creo que el bilingüismo en general es muy positivo, pero todo depende de cómo se enseñe:

-No todos los profesores son nativos o tienen la misma preparación (conocimiento del idioma hablado y escrito, pronunciación y forma de enseñarlo).

-No en todos los colegios existen niños que hablen distintos idiomas, enseñan las mismas materias o le dedican las mismas horas.

-No todos empiezan con el lenguaje oral y después con el escrito.

-No todos hacen que el aprendizaje sea “divertido” sino “repetitivo” y muchas veces los contenidos se ven afectados por la enseñanza de los idiomas.

BILINGUISMO POMPAS

Una vez leí que la “lengua materna” es esa envoltura anímica que te impregna de la cultura del país de dónde vienes. Que los padres debemos ser coherentes y hablar a los hijos en nuestro idioma, que es con el que mejor expresamos nuestros afectos y nuestro día a día…

En cuanto al “aprovechamiento de la elasticidad cerebral”, esa moda del “Bebé Políglota”, no sé si “funciona” o no, pero sólo de imaginarme a esos niños escuchando todos los días 7 idiomas a la vez con CDs interactivos, me da un poco de grima. Además, aprender bien un idioma requiere un esfuerzo, escritura y gramática posteriores. No nos volvamos locos con los idiomas desde la tripa de la madre…

Dicen que hasta los 6 años, el niño debe aprovechar esa flexibilidad del cerebro para moldearlo y estructurarlo y que cualquier enseñanza dirigida, es un desvío de atención y de energías. Yo creo que lo importante es “crear” una buena predisposición para la asimilación de contenidos futuros y hasta entonces: aprender idiomas y conceptos, jugando, cantando y experimentando.

¿Y tú qué opinas?

Speak Your Mind

*