Otoño en Valladolid

El otoño en Valladolid se presenta con mucha oferta gastronómica y artística. Tras la 64 edición de la Semana Internacional del Cine, hoy y mañana se celebra el Concurso Nacional de Pinchos y Tapas Ciudad de Valladolid. Su fase final, se celebrará en la Cúpula del Milenio con un show cooking que reúne a casi medio centenar de los mejores chefs del país, seleccionados de entre las más de 500 candidaturas que se presentan.

Valladolid

Pincho ganador «Tigretostón», Los Zagales de la Abadía

Disfrutar de las buenas tapas y vinos de la Ribera del Duero, es una buena excusa para hacerse una escapada otoñal a esta pequeña pero sorprendente ciudad situada a una hora de Madrid. Podrás visitar el renovado Mercado del Val o distintos bares con especialidades gastronómicas como La Criolla, donde compartir ricas tablas variadas, La Taberna del Corcho, famosa por sus croquetas o Los Zagales de la Abadía, si lo que quieres es probar pinchos vanguardistas.

Valladolid

Pincho ganador «Obama en la Casa Blanca», Los Zagales de la Abadía

Imprescindible, sobre todo en otoño, es pasear por el romántico Campo Grande. Un parque urbano repleto de fuentes, estatuas, árboles, plantas y animales, como ardillas, patos, cisnes y pavos reales en libertad.

Valladolid

Precioso el Otoño en el «Campo Grande»

La ciudad está llena de rincones, edificios y monumentos de gran importancia como La Plaza Mayor o la Plaza de Portugalete. Allí podrás contemplar la Catedral, la Colegiata de Santa María y la Iglesia de la Antigua. Junto a la Catedral se encuentra la estatua de Cervantes, vecino ilustre de Valladolid, y la magnífica fachada de la Universidad. Y en la Plaza de Santa Cruz, descubrirás por qué se dice que Valladolid es la cuna del Renacimiento español. Los alrededores de la Catedral se animan mucho a la hora del vermut. Hay varios locales bohemios y agradables bares en el Pasaje Gutiérrez, una bonita galería comercial de estilo parisino.

Valladolid

Museo Nacional de Escultura

Cerca del Teatro Calderón, se encuentra la plaza de San Pablo. En su iglesia fue bautizado Felipe II, que nació en el vecino Palacio de Pimentel. Y en una tranquila calle peatonal puedes visitar el precioso conjunto arquitectónico formado por el Colegio de San Gregorio, el Palacio del Marqués de Villena y la Casa del Sol. Allí se encuentra el Museo Nacional de Escultura, con la mejor colección de madera policromada de España. Otro museo que merece la pena visitar es el Museo Patio Herreriano, dedicado al arte contemporáneo. Cuenta con una colección de creación nacional, entre las que destacan diversas obras del escultor madrileño Ángel Ferrant.

Valladolid

María Magdalena en el Museo Nacional de Escultura

El Palacio Real es otro edificio histórico a tener en cuenta. Por él han pasado Carlos V, Felipe II, Mariana de Neoburgo, Isabel de Portugal, Napoléon o Santa Teresa de Jesús. No hay que olvidar, que Valladolid fue capital del imperio español antes que Madrid. En ella se casaron los Reyes Católicos y nacieron varios monarcas españoles. Además, vivieron varios escritores importantes como Cervantes o Quevedo.

Valladolid

Plaza Mayor de Valladolid

Y por la noche, y si el tiempo lo permite, no puedes perderte «Ríos de Luz», una ruta premiada a nivel internacional. Recrea el antiguo recorrido de la Esgueva, unificando la temperatura de color de las fuentes de luz, reduciendo los niveles lumínicos y ensalzando monumentos y edificios. Por todo ello, obtuvo el Premio al Mejor Proyecto Mundial de Iluminación Urbana en 2011. ¡No te lo puedes perder!

Speak Your Mind

*