¿Por qué estamos de duelo?

Ayer en California todo el mundo andaba cabizbajo. El silencio era total. Las mujeres llorábamos y los niños también. Algunos se hacían preguntas que no sabíamos como contestar: ¿Van a construir un muro? ¿Algunos de mis amigos van a tener que marcharse a su país? ¿Este es nuestro nuevo presidente?. Los profesores intentaban explicar lo inexplicable y los medios analizaban la situación buscando respuestas. Algunos temían perder el trabajo o que les deportaran. Estudiantes en distintas ciudades como Los Ángeles y Oakland se manifestaban en contra del nuevo presidente. Muchos nos sentíamos cómo si hubiera muerto alguien o algo. Cómo si algo se hubiera roto. Cómo si todo lo que hemos avanzado en todos estos años por los derechos, por las injusticias, por las desigualdades, por las mujeres, alguien nos lo hubiera arrebatado, de golpe y porrazo. Cómo si sintiéramos que a partir de este momento América y el mundo fueran sitios menos seguros y menos humanos. Y siempre que sentimos una pérdida, sea física o metafórica, necesitamos hacer el duelo.

duelo-2

John Pavlovitz en su blog «Stuff That Needs To be Say» (Cosas que necesitan ser dichas), explica muy bien porqué estamos de duelo en su artículo: «Here’s Why We Grieve Today». Estamos de duelo porque esto no va sobre política, sobre perder unas elecciones o ganar un concurso. Es sobre dos maneras diferentes de ver el mundo. Sobre construir muros o puentes. Sobre volver al pasado o seguir avanzando hacia el futuro. No es una derrota política, sino una derrota para la humanidad.

Speak Your Mind

*