Recetas originales con sandía

Esta semana he empezado esa dieta que siempre se hace después del verano, porque ¡ojalá que “las lorzas” se fueran tan rápido como el moreno!. Así que he cogido una sandía y la he partido entera (puedes ver en este vídeo cual es la forma más fácil de partir una sandía y algunos la cortan en menos de 9 segundos…) ¡Hay que ver la de cosas que pueden hacerse con una sandía!:

SANDIA-ZUMO

Si le sacamos el jugo podemos hacer todo tipo de bebidas refrescantes. Zumos añadiéndole frutas, limonada, gazpacho, smothies con leche o yogurt, y se le queremos echar un chorrito de alcohol margaritas, mojitos (pero ahí ya nos empezamos a desviar de la dieta, otra vez…).

SANDIA-POLOS

Si la partimos en triángulos, les ponemos un palo y los congelamos, tenemos helados de sandía sanos y refrescantes, de la forma más fácil.

SANDIA-MONSTRUO

Podemos vaciarla y hacer un muñeco, sacando los trozos con un sacabocados, una forma vistosa para que los niños coman fruta, si tenemos una fiesta.

SANDIA-BARBACOA

O hacer originales brochetas de frutas dentro de una barbacoa.

SANDIA-PIZZA

También podemos hacer una pizza de sandía con sus frutas favoritas.

SANDIA-TARTA

Y por supuesto una tarta de frutas diferente.

SANDIA-PINCHO

¿Pero quién dijo que sólo para postre? También se puede tomar asada o en ensalada, ya que combina muy bien con quesos cremosos, menta, picante, balsámico, frutos secos e ingredientes salados. O si lo prefieres hacer un pincho de sandía con jamón, mozzarela y anchoa.

SANDIA-ENSALADA-2

Nosotros hoy tenemos para comer “Ensalada de sandía y queso feta con pipas”. Ahí va la receta, es muy fácil:

Ingredientes para 4 personas:

60 g de rúcula o lechugas variadas.

3 pepinos pequeños.

400 g de sandía en tacos.

40 g de queso feta desmenuzado.

Un puñado de aceitunas negras en trozos.

1 cucharada sopera de semillas de sandía tostadas (dejar en remojo con agua salada dos horas, secar y meter al horno a 165º durante 40 minutos o si no tienes tiempo le puedes poner pipas de girasol).

Unas hojitas de menta o albahaca.

3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra.

1 cucharada de vinagre balsámico.

Una pizca de sal.

Buen provecho! Mañana os contaré más curiosidades sobre la sandía muy interesantes.

Speak Your Mind

*