Ropa sexista desde la cuna

Otra vez ha vuelto a pasar. Hace dos días saltaba de nuevo la polémica en redes sociales en contra de la ropa sexista por estos bodys para bebés en España.

ROPA-SEXISTA-ZARA

El pack rosa tiene la inscripción: “Bonita y perfecta: eso dice papá». El en el azul pone: “Guay e inteligente: eso dice mamá». Hace unos meses unos grandes almacenes de Madrid retiraban estos otros por lo mismo: «Bonita como mamá», «Inteligente como papá».

ROPA-SEXISTA-INDITEX

Claro que las marcas españolas no son las únicas… porque en EE.UU. también pasa. Una tienda de Nueva York retiró hace poco estos bodys, tras las quejas de muchos padres, por el slogan: “Odio mis muslos” (para ellas) y «Soy Súper” (para ellos).

ropa-sexista-para-bebes

Y hay más ejemplos, como esta camiseta dirigida a niñas entre 7 y 16 años, con el lema: “Soy demasiado bonita como para hacer la tarea, por lo que mi hermano debe hacerla por mí”.

ROPA-SEXISTA-DEBERES

Ésta que dice cuáles son «Mis asignaturas preferidas: Chicos, compras, música y bailar».

ROPA-SEXISTA-DANCING

O ésta para mujer: “Entrenando para ser la esposa de Batman”, que también han generado críticas en EE.UU.

ROPA-SEXISTA-BATMAN

Y estos son sólo algunos ejemplos, pero hay muchos más. Gracias a las redes sociales y a plataformas como change.com, podemos denunciar estas desigualdades y otras injusticias. Como resultado, la mayoría de las compañías han retirado sus productos del mercado y algunas han pedido disculpas, pero no estaría de más que revisasen sus mentes al crearlas y sus productos antes de sacarlos al mercado, para potenciar valores en vez de generar conflictos o polémicas.

No sé si el “error” es intencionado o no, pero en cualquier caso me inquieta. Si no es intencionado, porque no me cabe en la cabeza que a estas alturas se sigan potenciando las desigualdades hasta en la ropa de vestir. Y si es intencionado, creo que provocar estas protestas, perjudica a la imagen de las marcas, a la sociedad y a las mujeres. La ropa que nos ponemos nosotros y nuestros hijos, expresa cómo somos o cómo queremos ser y si potenciamos que papá quiera a la “guapa bebé perfecta”, la niña podrá pensar que es “demasiada guapa para hacer los deberes”, cuando sea adolescente preferirá «irse de compras» y cuando sea mujer querrá “entrenar para ser la mujer de Batman”.

Tengo una amiga a la que le cuesta encontrar camisetas de deportes o superhéroes para su hija, porque la sección de niñas es rosa y con princesas y a ella no le gustan. Otra que hace poco tuvo un bebé y como no quiso saber si sería niño o niña, le compró la ropa gris y amarilla…

¿Estamos cambiando?

Comments

  1. Marinés Adrianza says:

    Muy buen artículo! Me encanta tu blog!

Speak Your Mind

*