Ruta de pinchos por la «Calle Laurel»

Es visita obligada si viajas por La Rioja, darte un paseo por “La Calle Laurel” de Logroño (conocida popularmente como “La Senda de los Elefantes), y más después de que la ciudad haya sido galardonada con el premio a “Capital española de la gastronomía”.

CALLE-LAUREL-CARTEL

Dicen que esta zona de bares empezó allá por el siglo XIX y que debe su nombre a las ramas de laurel que asomaban por los balcones de las casas, cuando “las señoritas” estaban libres. Los hombres empezaron a frecuentar esta calle y con ellos abrió el primer bar.

CALLE-LAUREL

Desde entonces, más de 60 bares y restaurantes, donde degustar buenos vinos de Rioja y tapas tradicionales, pinchos de autor, raciones, bocatitas… han convertido esta calle en un referente gastronómico, por la creatividad de sus pinchos, los excelentes productos de la tierra y su buena relación calidad-precio.

CALLE-LAUREL-CHAMPIS

El Blanco y Negro sigue especializado en “matrimonios”, en el Ángel o el Soriano puedes pedirte “una de champis”, en la Tavina “una careta de cerdo diferente”…

CALLE-LAUREL-CARETA-CERDO

En El Rincón de Alberto los caracoles y los cangrejos de río con fritada ¡están para chuparte los dedos! y si te quedas con hambre, puedes  comerte un buen chuletón con sidra en la terraza De Perdidos al Ríos.

CALLE-LAUREL-CHULETON

CALLE-LAUREL-DE-PERDIDOS-AL-RIOS

Todas las fiestas tienen su presencia en esta calle. Recorrido de charangas, de músicos tocando en las noches de verano, malabares, artesanos, turistas, peregrinos… Un lugar de encuentro donde reunirte con la familia o los amigos, a la hora del vermouth, la comida o la cena. Pero ten cuidado, porque si pruebas un vino en cada uno de los bares de esta “senda de los elefantes”, corres el riesgo de acabar “trompa y a cuatro patas” (con una buena borrachera).

Si pasas algún día por allí, no olvides que en esta calle emblemática siempre hay algo que celebrar y que aquí todo empieza y termina con una sonrisa.

CALE-LAUREL-TAVINA

Speak Your Mind

*