Ruta del Cocido Madrileño

No para de llover en Madrid y va a seguir haciéndolo durante varios días. Así que ¿No os apetece un buen cocido? Pues durante todo este mes y hasta el 31 de marzo se celebra la VIII Ruta del Cocido Madrileño, en la que participan 41 restaurantes repartidos por toda la Comunidad de Madrid.

El Cocido Madrileño es el plato estrella de la gastronomía de Madrid. A pesar de que su origen sea dudoso y humilde, no ha habido mesa madrileña donde no se haya servido. Desde los hogares más modestos (cocinado en puchero de barro y acompañado de hogaza de pan y frasca de vino), mesones de pueblo y restaurantes de postín, hasta las mesas vestidas con mantel de hilo de nobles y reyes (servido en sopera de plata y vajilla de porcelana). Y es que no hace falta dinero, para que un plato de campo se convierta en manjar de reyes, si se elabora con buena materia prima, a fuego lento y mucho mimo.

Su origen está en la “olla podrida” de la época medieval. La palabra podrida hacía referencia a la contundencia de este plato, por las muchas calorías de sus ingredientes: garbanzos, fideos, carne y verduras. La olla podrida procede de la “adafina”, una receta judía que antiguamente se preparaba para comer los viernes y al día siguiente y así respetar “el sabbat”. Este plato llevaba huevo y no llevaba carne de cerdo, que fue añadida al guiso por los cristianos más tarde. Debido a que era un plato muy nutritivo, calórico, barato y sabroso siempre ha tenido mucha aceptación social durante los meses de invierno, también entre los reyes españoles más exigentes como Carlos I, Felipe II y Felipe III. A través de los siglos y de las diferentes regiones, cada familia ha ido modificando la receta original según sus preferencias, pero lo cierto es que se ha convertido en el plato estrella de muchos restaurantes madrileños.

Debido al éxito de las ediciones anteriores, este año repiten 13 clásicos de la capital: La Bola, Casa Carola, Casa Pello, Los Galayos, La Gran Tasca desde 1942, Malacatín, Rincón de Goya y Villagodio, El Manolo, La Cruzada, Nuevo Horno de Santa Teresa, La Daniela y El Café de la Opera. Además, La Chimenea y El Madrileño en Guadarrama, Casa Gómez en Cercedilla, el Parador de Turismo de Chinchón y El Pajar de Fuente Hernando de Lozoya.

Este año se incorporan 8 nuevos: La Clave, Sagaz, La Pesquera y Tres Vuelcos de Harvard, todos ellos en Madrid capital. Además, La Rayúa en Majadahonda, Goya en Alcalá de Henares y El Alto en Alpedrete. Casi todos sirven el cocido “en tres vuelcos” (sopa, garbanzos con verduras y carnes). “La Clave” añade la croqueta de pringá, “Colección Cibeles” ofrece la versión saludable sin grasa ni sal o vegetariano. “Kandrak” en Collado Villalba lo cocina en horno de leña a baja temperatura durante 24 horas y también sin gluten o vegetariano. El más económico lo prepara “Casa Pozas Tartajo”, los jueves por 10€. Dicen que el mejor de la capital es el de “Malacatín”, pero hay lista de espera…

Sin duda un buen plan para disfrutar de la lluvia en Madrid con niños o amigos, compartiendo un buen cocido madrileño calentito… Mmmmm qué rico!

Speak Your Mind

*