«Save de Kiss»

Junto al Museo USS Midway de San Diego, uno de los portaviones más grandes de América que ha participado en varias guerras, se encuentra esta gran estatua de unos 8 metros de altura.

KISS MARIA

Copyright: Seward Johnson

Se llama “Unconditional Surrender” (Rendición Incondicional), y fue realizada por Seward Johnson, junto a otras similares de diferentes materiales, basándose en la popular fotografía que Alfred Eisentaedt tomó en la Plaza de Times Square (New York) aquel día de agosto de 1945 en el que acabó la Segunda Guerra Mundial y la gente corrió a las calles a celebrarlo.

KISS FOTO

Copyright: Alfred Eisentaedt

El popular beso del marinero y la enfermera, se hizo mundialmente conocido por salir en la portada de la revista “Life”, pero en contra de lo que pueda parecer por su efusividad, sus protagonistas no eran pareja, sino dos completos desconocidos unidos por la alegría del momento. Hace unos años, Edith Shain, una enfermera de New York, se puso en contacto con el fotógrafo y le dijo que ella era la de la foto. Aunque participó en varios actos conmemorativos, pocos supimos de su existencia hasta que los periódicos anunciaron hace unos años que “había muerto la enfermera del beso”. Aún así, a día de hoy no está claro la identidad de sus protagonistas.

KISS 60 ANIVERSARIO

Copyright: Reuters

El caso es que la estatua, ha recorrido varias ciudades y participado en diversos homenajes (como el que se hace todos los años en Times Square donde la gente se besa para recordar el final de la guerra). Y nunca ha estado exenta de polémicas, que van desde derechos de copyright, protestas artísticas y feministas y la verdadera identidad de sus protagonistas. (En esta foto Edith Shain y Carl Muscarello, que dicen ser los protagonistas conmemoran el 60 aniversario en agosto de 2005 junto a la estatua).

La campaña “Save the Kiss” lanzada por el Museo USS Midway, generó más de 1 millón de dólares de donaciones privadas en sólo 8 semanas, suficiente para “salvar” un beso que simboliza el final feliz de la guerra.

KISS

La Chica de las Burbujas

Desde entonces, la estatua ha vuelto a la Bahía de San Diego, y se encuentra rodeada de cerezos japoneses bajo los que pasean turistas, curiosos y parejas de enamorados con un objetivo común: salvar los besos que pueden cambiar el mundo.

Speak Your Mind

*