Semana Santa en España

Antonio Banderas es sin duda el mejor «embajador» de la Semana Santa Española y como cofrade malagueño, no duda en mostrar año tras año esta fiesta que aúna religión, tradición, cultura y gastronomía.

PROCESION-ANTONIO

Sin duda el morado es el color de la Semana Santa española, porque es ante todo una celebración religiosa, austera y solemne. La gente se echa a la calle para mostrar su fe en forma de “procesiones” organizadas por “cofradías” que pasean «imágenes religiosas» (algunas de reconocidos escultores del siglo de oro español) para recordar la Pasión, Muerte y Resurrección de Jesús. Las obras de arte, son cargadas a hombros por los “nazarenos”, penitentes anónimos que ocultan su rostro y su cuerpo con una sencilla túnica y un gorro o “capirote”, mientras otros tocan tambores y trompetas en señal de duelo. Al margen de creencias religiosas, es un momento especial que hay que vivirlo para entenderlo. En España hay más de 20 procesiones consideradas de “Interés Turístico Internacional”, aunque las más importantes son las de Castilla y Andalucía.

PROCESION-MORADOS

La Semana Santa comienza con el «Domingo de Ramos» (a los niños les gusta ir a la iglesia para recoger las ramas de olivo y las palmas bendecidas y después ir a ver la «Procesión de la burrita”) y acababa con el «Domingo de Pascua», que es cuando se celebra la resurrección.

PROCESION-BURRA

Durante toda la semana se celebran procesiones de cristos y vírgenes, adornados con velas y flores y custodiados por «encapuchados con capirotes”, que van en fila, perfectamente alineados, tocando los tambores y las trompetas. La procesión grande es la del sábado santo, donde se sacan todos los “pasos” a la calle para narrar la muerte y resurrección de Jesús y la gente busca el mejor balcón para año tras año, ver las preciosas esculturas y comentar con las vecinas “lo guapa que esta la virgen con su mantón bordado en oro”. Aunque los niños prefieren el olor de las rosquillas recién hechas, el de los “buñuelos”, “los pestiños”, “la lecha frita”, “las torrijas”

POSTRS-SEMANA-SANTA

Los que hemos estado  en la Semana Santa de Sevilla coincidimos en que es una experiencia inolvidable. Ver, oír y sentir la emoción de la gente, cantándole a la virgen “saetas” a capela, mientras los nazarenos “la bailan”, te pone los pelos de punta.

PROCESION-VIRGEN

Una de las procesiones más emocionantes es la “Procesión del Encuentro”. Cuando la Virgen sale al encuentro de su hijo. Es el momento más solemne, incluso los bares apagan la música en señal de respeto para escuchar con emoción las «saetas» improvisadas que le cantan a la Virgen, rompiendo el silencio desgarrador de las calles.

PROCESION-ENCUENTRO

Speak Your Mind

*