Senderismo en la Sierra Norte de Madrid

Los pueblos de la Sierra Norte de Madrid son una buena opción para hacer senderismo, sobre todo estos días del final de la primavera, cuando todavía no aprieta el calor veraniego.

Senderismo

Una buena opción es el pueblo de La Cabrera, que ofrece diferentes Rutas de Senderismo. El camino La Cabrera-Valdemanco GR 10, señalizado con bandas rojas y blancas (características de los senderos de Gran Recorrido), une las ciudades de Valencia y Lisboa y recorre la Sierra de Guadarrama de Madrid. A su paso por el municipio madrileño, la ruta que sube hasta el Convento de San Antonio, es muy agradable y fácil para ir con niños. Está señalizada con 12 monolitos de granito de un Vía Crucis.

Senderismo

La Dehesa del Roblellano, está repleta de ganado vacuno, bosques de robles, encinas y algunos chopos y fresnos. Además de arbustos y flores, espectaculares matojos de jara y lavanda, mejorana y romero, que dejan un gran recuerdo aromático en la nariz y en la mirada.

Senderismo

Al llegar al convento, podrás disfrutar de las espectaculares vistas, descansar o beber agua fresca de la fuente. Desde el parking y en dirección Noroeste, sale un caminito entre jaras y encinas, acompañado de bolos de granito, que desemboca en el cementerio de Valdemanco, con vistas a la sierra.

Senderismo

El Convento de San Antonio, se encuentra situado en la falda del Cancho Gordo, a unos 1.190 m de altura y a dos km del centro urbano de La Cabrera. La primera construcción, que data del siglo XII, la realizaron los monjes Benedictinos. Quedan restos de su preciosa iglesia románica de tres naves, el crucero y la cabecera de cinco ábsides con bóveda de cañón. A principios del siglo XV, lo ampliaron los Franciscanos. Todavía está en pie la torre y parte del cerramiento interno del convento de esta época.

Senderismo

El edificio, fue abandonado durante la invasión napoleónica y posteriormente expropiado y vendido. Finalmente fue donado de nuevo a la Orden Franciscana. En los años treinta reconstruyeron parte del convento, ampliando la residencia sobre las ruinas del siglo XVIII. También recuperaron el sistema de riego, que transporta el agua a sus bonitos jardines, provistos de fuentes y estanques. Si queréis visitarlo, los misioneros que lo regentan, realizan visitas en diferentes horarios. Más info en: www.conventolacabrera.com.

Senderismo

Y si queréis almorzar «como Dios manda», el Mesón El Cordero posee un antiguo horno de leña, donde asan pollos y patatas sobre madera de jara de la sierra, que están para chuparse los dedos… Buena travesía y mejor almuerzo!.

Speak Your Mind

*