«Star Wars», la fuerza despierta 30 años después

Por fin puede ver la nueva entrega de «Star Wars» y fue emocionante ver (por primera vez con mi hijo y en pantalla grande) como la fuerza despertó de nuevo, 30 años después. Sin duda lo hizo con ganas (pese a lo que opinen algunos críticos a los que siempre gusta ir a la contra) impulsada, eso sí, por un despliegue de marketing y merchandising nunca visto hasta la fecha.

star-wars

Asistí expectante a ver lo que me ofrecía la tercera entrega de la saga y he de reconocer que el paisaje desértico de los primeros minutos me recordó a la anodina precuela. Después, dos horas entretenidas, emocionantes, inquietantes, divertidas… que fueron todo lo que debían ser para reconciliar a los espectadores que nos habíamos quedado con mal sabor de boca tras la segunda entrega.

J.J. Abrams, ha sabido volver a poner en funcionamiento naves abandonadas, robots destartalados y viejos héroes, todo a su debido tiempo. Insertarlos con maestría en paisajes inexplorados de belleza inigualable y mezclarlos con nuevos personajes. Lograr algún giro triste e inesperado y arrancarnos alguna que otra sonrisa cómplice…

STAR-WARS-ROBOTS

Lo mejor: el reencuentro de dos viejas glorias con ese emocionante brillo en los ojos. La lealtad de los habituales. La sorpresa de los nuevos. Gracias a todos, el mito volvió a brillar, casi con la misma fuerza. Y digo casi, porque hay heridas que nunca se curan, genialidades insuperables y personajes irremplazables.

STAR-WARS-LEIA

Hace tiempo que la galaxia no brilla igual, al menos para mí, sin sus dos estrellas más antagónicas: Yoda y Darth Vader. Pero sus protagonistas siguen luchando con las mismas ganas por descubrir todos los secretos que esconde la galaxia, y nosotros seguiremos haciéndolo con ellos.

STAR-WARS-YODA

(Las fotos pertenecen una exposición en Los Ángeles de cuadros inspirados en los personajes de las películas. Me gustaron los collages, mezclados con recortes de cómics originales de los 80, aunque no he podido averiguar quien era el autor).

Speak Your Mind

*