«The Window Building», mirando al mundo

Hoy, escribo el post desde “The Window Building”. Es así como se llama nuestro edificio durante esta cuarentena. Mi hijo Darío lo ha construido con material reciclado para un proyecto de inglés. Cajas de leche y de guantes desechables es lo que tenemos por casa estos días. Él dice que este «edificio con ojos», representa las miradas de las personas que nos asomamos cada día al balcón, para observar como está cambiando el mundo en estos días. Nuestros aplausos, son las herramientas que tenemos para agradecer lo que los sanitarios y las personas que nos cuidan están haciendo por todos. Y el arco iris, la prueba de lo bien que están haciendo su trabajo.

Salud

Hoy, en el Día Mundial de la Salud, supongo que ya todos nos hemos dado cuenta de que la salud del planeta y de las personas es lo más preciado que tenemos. La pena es que haya tenido que venir un minúsculo virus para recordárnoslo. Para obligarnos a parar y reflexionar. Y que paradoja que, al hacerlo, el planeta se esté regenerando. Desde que estamos confinados en casa, sin emitir nuestro ruido humano, a veces insoportable, respiramos un aire opresor que liquida nuestros pulmones de forma silenciosa. Pero el aire denso cada vez se va volviendo más ligero, el cielo gris más azul y el agua turbia, más transparente. Los animales están saliendo de su madriguera y hasta se han reducido los movimientos sísmicos de La Tierra. Parece contenta con el sonido de la música que cada vez se escucha con más fuerza, más armónica y más unida. No bajemos la guardia, los niños nos vigilan desde su ventana!.

Salud

Hoy, como todos los días a las 8 de la tarde, volveremos a salir al balcón para aplaudir a nuestros sanitarios. Decía Platón: “Dondequiera que se ama el arte de la medicina, se ama también a la humanidad”. Gracias a todos los que así lo hacéis!

Speak Your Mind

*