«Topanga Beach», surf, música y vino

Cuando conduces por la «405″ camino de la costa y escuchas en la radio la canción «405», de Death Cab for Cutie. Cuando el locutor se la dedica a los que viajan por esa carretera. Y cuando celebras un cumpleaños y te encuentras por casualidad con una banda que improvisa un «Happy Birthday rock-rapero»… piensas que en América todo es posible.

TOPANGA-CANYON

Hace unos días fuimos a pasar un día de playa cerca de Los Ángeles y acabamos en “Topanga Beach”. El nombre suena un poco primitivo, porque viene de la tribu “Tongva” que vivía en esta zona. Una playa tranquila rodeada de naturaleza y surfistas con ganas de viento, donde se respira un pasado más agitado.

TOPANGA-BEACH

No me canso de verlos adentrándose en el mar lentamente, esperando a que llegue la ola perfecta…

TOPANGA-SURF

Por el misterioso paso subterráneo que cruza la carretera y conecta la playa con las montañas, puedes escuchar la música que te llevará a un Wine Bar con viñedos propios, donde degustar buenos vinos de Malibú (tendremos que volver  para probarlos con más calma).

TOPANGA-PASAJE

Una botella más que magnum y una divertida mesa con sillas «XXL», nos recuerda que tras el pasadizo subterráneo, seguimos estando en la «Gran América», que esconde más de lo que vemos a simple vista.

TOPANGA-SILLAS-Y-VINO

Además del bar donde catar y elegir algunos vinos, en este jardín al pie de las montañas, puedes tomártelos mientras comes una hamburguesa y escuchas un concierto.

TOPANGA-JARDIN

Topanga, es hoy un lugar bohemio de artistas, cineastas y músicos, en el que se organizan festivales de música y cine, con una bonita playa californiana, pero buceando un poco resulta interesante saber lo que fue en el pasado. La semana que viene os lo cuento. Mientras, os dejo con la “405” de “Deaht Cab for Cutie”.

 ¡Buen fin de semana para todos”.

Speak Your Mind

*