Un viaje especial a Granada

Un grupo de amigos americanos está de ruta por Andalucía, y pensando en sitios para recomendarles, no puedo dejar de hablarles de la preciosa Granada. He estado varias veces allí, pero recuerdo dos viajes en especial: el primero y el último.

Cuando cumplí 18 años mi padre me hizo un gran regalo: un viaje en tren a la ciudad española que quisiera. Tenía mucha ilusión por conocer Granada, así que allí fuimos. A los dos nos gustan mucho los trenes, así que no nos importaron nada las 12 horas que pasamos en aquel divertido “coche-cama” de Madrid a Granada, viajando durante la noche y leyendo hasta que su traqueteo te acuna y te quedas dormido.

Sin duda La Alhambra me pareció el conjunto arquitectónico más bonito que jamás había visto. Es una ciudad en sí misma (formada por fortaleza, palacios y jardines) de una belleza incalculable, no es de extrañar que sea Patrimonio de la Humanidad junto a los Jardines del Generalife y el Albaicín.

GRANADA-PATIO-LEONES-ALHAMBRA

Pasear por los Jardines del Generalife al caer la tarde, con el sonido del agua de las fuentes, es una experiencia inolvidable…

GRANADA-JARDINES-GENERALIFE

Subir al Mirador de San Nicolás (en el barrio del Albaicín) para ver cómo La Alhambra se va volviendo rosada con los últimos rayos del sol, uno de los mejores atardeceres que puedes ver.

GRANADA-ATARDECER

La Catedral de Granada (considerada la primera Catedral Renacentista Española) es un increíble pedazo de la historia de España y en la Capilla Real (junta a la Catedral) están enterrados los Reyes Católicos, su hija Juana La Loca y su esposo Felipe el Hermoso.

GRANADA-CATEDRAL

Perderte por las calles del barrio del Albaicín, por su mercado marroquí, tomar unas tapas o un té moruno, una mezcla de culturas y sabores.

GRANADA-ALBAICIN

Bailar y tocar palmas en una de las cuevas del Sacromonte (el barrio de los gitanos granadinos tan bien retratado por el poeta Federico García Lorca en “Romancero Gitano”), es disfrutar de un auténtico espectáculo de flamenco.

GRANADA-SACROMONTE

Ir de excursión a “Las Alpujarras”, adentrarte en el más bello paisaje rural y artesanal de Granada.

GRANADA-ALPUJARRA

Un bonito viaje en el que aprendí a amar a España, a través de su pasado, de su arte y de su autenticidad y a valorar lo enriquecedor que es la mezcla de culturas. Aquel viaje despertó en mí el gusto por viajar despacio y ligero de equipaje, fijándome más en el camino y no sólo en el destino.

GRANADA-ROMANCERO-GITANO

El último viaje a Granada lo hice con una amiga en coche, hace 7 años. Una especie de despedida, antes de adentrarme en “la maternidad”. Como ya había visto y leído Granada, nos dedicamos a perdernos por sus paisajes y callejuelas, comiendo tapas, bebiendo vino y bailando flamenco. Esta vez nos alojamos en un pequeño hotel del centro de Granada. Mi mejor recuerdo, esos desayunos y baños en la alberca de su idílico jardín y los versos de Lorca.

Speak Your Mind

*