¡Una ración de calamares!

Hace unos días encontramos un “restaurante español” en Pasadena: “Ración”. Con ese nombre, nos emocionamos cuando leímos en la carta “ración de ibéricos”. La pedimos y nos trajeron esto:

RACION-JAMON-PASADENA

España cuando pides ¡una de ibéricos! te traen ibéricos sudaditos, abundantes, con sus picos de pan y en plato de loza.

racion-ibericos

Las croquetas de pollo con salsa de membrillo estaban muy buenas. No quedó ni una y repetimos (aunque las de la tía Maribel de Logroño siguen siendo las mejores).

RACION-CROQUETAS-PASADENA

Los platos creativos no estaban mal pero… ¿qué gracia tiene una gamba sin cabeza?

RACION-GAMBAS-PASADENA

Donde estén unas gambas de Huelva o Denia a la plancha, templaditas y con sal gorda… ¡no necesitan más que la cáscara, para poder comértelas con las manos y chuparles la cabeza!.

racion-gambas

De la crema catalana mejor no hablar. ¿Helado con gominolas?

RACION-CREMA-CATALANA-PASADENA

En Cataluña, la sirven en cazuela de barro y una costra de caramelo quemado “a soplillo”. No hay nada mejor que darle golpecitos con la cuchara al caramelo duro hasta que se rompe y masticarlo con la crema…

RACION-CREMA-CATALANA

Cuando leí un artículo de un reconocido periódico de Los Ángeles donde el periodista comparaba este “restaurante minimalista creativo de inspiración española” con una calle de pintxos de San Sebastián ¡casi me da el telele!. Pensé que nunca ha estado allí… porque en España los bares de raciones y pinchos son bulliciosos, con barras repletas de buenos ingredientes, cañas y vinos corriendo por el mostrador y gente de pie, charlando y riendo.

El restaurante tiene algunas propuestas creativas interesantes, pero es lo menos parecido a un bar de raciones español…

Por suerte ¡ya sólo quedan dos semanas! para estar por los madriles, pedir una caña bien tirada y escuchar a grito pelao aquello de ¡una ración de calamares!

CALAMARES-Y-CAÑA

Speak Your Mind

*